Publicado en Semanario Tribuna 12-09-2020


Las casualidades de la vida, una charla y poco más, hicieron que esta nota fuera posible. Porque él, Marcelo Acosta, desde 2003 que vive en Costa Rica –donde formó su familia con su mujer y sus dos hijos-, y, si bien viene de visita casi todos los años para ver a sus amigos y su familia, todavía no había surgido la inquietud.   

Marcelo trabajaba en SETON, la empresa que dio a trabajo a muchos vecinos a inicios de los 2000 y que luego de unos años cerró sus puertas definitivamente en nuestro país; “primero fuimos con un grupo de cerca de 10 personas en 2003 para entrenar a operarios que empezaban a trabajar en la planta nueva de SETON en Costa Rica y después fue viniendo más gente de SETON”, comenzó contando Marcelo, en su oficina de su actual trabajo en la empresa SAMTEC.   Durante un tiempo Marcelo estuvo viajando cada tres meses al país, en donde se quedaba unos 15 días, y luego volvía a Costa Rica, hasta que la empresa cerró sus puertas definitivamente en nuestro país “y me ofrecieron trabajo acá y me quedé”, dijo; además, para ese entonces su vida ya había tomado otro rumbo cuando conoció a su actual mujer, Patrick María, con quien luego se casaría –en Argentina- y de cuya unión nacerían sus dos hijos, Simón de 11 años y de Bautista de 8.   “En un primer momento no dudé en quedarme porque estaba soltero y la verdad que el país me gustó mucho.

Es muy tranquilo, la gente tiene una filosofía de vida muy particular y a la vez es curioso porque está adelantada en algunas cosas y en otras es muy tradicionalista”, cuenta; y pone como ejemplo que “cuando algún chico te pide monedas en un semáforo, le des o no, agradece y te dicen ‘Que Dios lo bendiga’, son muy respetuosos”.    Marcelo, que trabajó en SETON hasta 2011 y desde entonces lo hace en SAMTEC, vive con su familia en Alajuela, una ciudad ubicada a 20 kilómetros de la capital “tica”, San José, y de 300 mil habitantes y una de las zonas donde se produce tradicionalmente café, azúcar y ganado para carne y leche; cumple, además, un importante papel como centro de comercialización de estos productos.

LA FAMILIA


   El amor, junto al trabajo, son, tal vez, las dos cosas más determinantes a la hora de decidir un destino para la vida; y esto fue lo que encontró Marcelo en Costa Rica; “nos conocimos con Patrick en 2004 y formalizamos la relación en 2005. Y por suerte ella aceptó mi propuesta de casarnos en Argentina porque ella ama nuestro país”, aseguró Marcelo, y fue más allá al contar que sus suegros, que vinieron meses atrás a nuestras tierras, “también quedaron encantados y se quedaron con ganas de comprarse unos lotes”. 


 Con un promedio de 23 grados durante todo el año, playas paradisíacas y una calidad de vida que le permite a la familia vivir cómodamente, “no descartamos volver a vivir a Argentina. Lo hablé con Patrick y ella fue clara al decirme que ella iría donde estuviera su familia y si quería volver, me iba a acompañar”, afirmó Marcelo, que asegura que aún hoy extraña mucho sus afectos, su familia y sus amigos; “acá la gente es muy cálida, pero el trato no es el mismo que allá”, dijo.   

COVID

    Como no podía ser de otro modo, dada la realidad del mundo en este momento, el Covid19 fue uno de los temas de la charla.   “Acá no se hizo cuarentena y el número de muertes es bajo, por suerte”, manifestó Marcelo, quien dio un dato muy interesante que explica un poco esto; “Costa Rica no tiene ejército porque dicen que esa plata la invierten mejor en educación y en salud y de esa manera se hacía muy difícil controlar todo sólo con las fuerzas policiales”.   Hace unos meses que el número de contagiados por día está estancado en mil, “y de eso no se mueve. La medicina acá es buena y por suerte estamos bien en ese sentido”, aseguró, al tiempo que dijo que “en la empresa tratamos de hacer la mayor cantidad de trabajo desde las casas para evitar la movilización de personas y eso está dando resultados”.

LA VIDA


   “Para nosotros es muy barato Argentina; diría que acá las cosas salen el triple que allá. Este es uno de los países más caros y por eso se ve tan barato Argentina; la ventaja que hay acá es que hay muchos alimentos y eso está garantizado para toda la población. Con decirte que todavía hay frutas que no he probado”, afirmó este hincha de Boca que conoció la bombonera con sus hijos en una de sus últimas visitas al país. 

 “Estuvimos a punto de ir a vivir a Argentina hace algo de 4 años porque la verdad que extraño mucho a mi familia; nosotros –el papá Tito, la mamá Toti y su hermano Walter- somos muy unidos y tengo la ventaja de que mi familia ama Argentina. Con decirte que en las últimas vacaciones, nos quedamos tres meses, pero yo al mes me volví por trabajo y mi familia y mis suegros se quedaron dos meses solos y volvieron chochos”. 



 Además de su familia, Marcelo, de 46 años, extraña a sus amigos de toda la vida; “somos amigos desde que tenemos 5 años y estamos permanentemente en contacto por whatsapp”, dice. Ellos son los mellizos Ezcurra, Andrés Sainaghi, Sergio Rolón, Juan Manuel Sosa, Pepe Carvalho y Hernán Feregotto.  Una de las cosas que ciertamente debe desalentar un poco la idea de venirse es la diferente realidad económica entre ambos países; “desde que llegué no hubo crisis económica.

La moneda se devalúa muy paulatinamente y la inflación de los últimos cinco años no pasó el 2% anual; además el salario mínimo se ajusta por inflación y en ese sentido la gente que más necesita está resguardada”, agregó Marcelo.   Así y todo, con playas, sin inflación, con un buen trabajo y una hermosa familia, Marcelo no descarta algún día volver a estar entre nosotros; para compartir con sus seres más queridos y con la tranquilidad de que del lado de su familia tiene el OK. 

Publicado en Semanario Tribuna 12-09-2020


Información compartida a la Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here