La medida abarca a todos los ramales ferroviarios. El gremio reclama el pago de un bono de 50 mil pesos a jubilados y pensionados y la eliminación del Impuesto a las Ganancias. También habrá protestas en los subtes. 

Los servicios ferroviarios quedan paralizados desde el primer minuto de este martes por una huelga de 24 horas de los conductores de trenes de La Fraternidad liderados por Omar Maturano, que desoyó la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno en el conflicto por el pago de un bono de 50 mil pesos a jubilados y pensionados y la eliminación del Impuesto a las Ganancias planteado por la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (Ugatt).

En cambio, el transporte de pasajeros en colectivos funcionará normalmente debido a que la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el gremio que conduce Roberto Fernández, informó que «momentáneamente queda suspendida la medida de fuerza anunciada para mañana martes 8».

La Ugatt emitió un comunicado firmado por su titular, Maturano, en el que ratificó que «a partir de las 00 hs del día 8 de noviembre hay paro a nivel nacional de 24hs».

La cartera de Trabajo impuso la Ley 14.786 de conciliación obligatoria ante la convocatoria a la huelga general de la relanzada Ugatt, que encabeza el líder nacional del Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad, Omar Maturano, informó la cartera laboral.



El Secretariado Nacional de la Ugatt, organización paralela a la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) del también ferroviario Sergio Sasia, había convocado y ratificado la semana anterior en Tucumán el paro general.

Maturano condenó la aplicación del Impuesto a las Ganancias sobre los viáticos y las horas extraordinarias y feriados que los «obligan a trabajar», y sostuvo que «la puja en paritarias no es por más o menos porcentaje sino por la dignidad de los trabajadores».

«Ante la vorágine devastadora de la inflación», la Ugatt había ratificado el paro y reclamó «para diciembre el pago de un bono de 50 mil pesos para los jubilados y pensionados y la eliminación de Ganancias», sostuvo entonces.

Maturano afirmó la necesidad de «honrar a los padres»; señaló que «los únicos privilegiados son los niños y los ancianos», y aseguró que «los trabajadores activos del sistema formal aportan a la previsión social para que la vida de los jubilados y pensionados sea digna y disfrutable, un mandato peronista que no es cumplido».

Añadió que el sector pasivo sufrió con la grave pandemia a partir del «encierro y la imposibilidad de ver a sus seres queridos y, hoy, no llega a fin de mes».

También ratificó que «el salario no es ganancia, que es producto de la rentabilidad del capital, mientras el trabajo es esfuerzo intelectual o manual para producir productos y/o servicios, por lo que ante el cambio del mínimo no imponible la Ugatt exige que no se descuenten horas extras, viáticos y vacaciones», había puntualizado el sindicalista.

«Las subas del mínimo no imponible son y serán insuficientes ante la escalada inflacionaria que detona el bolsillo del pueblo trabajador. No es posible someter a la industria y a sus empleados a no realizar tareas porque no les es rentable», puntualizó.

Info: Página 12 y Télam

Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Sumate a nuestro canal: Comunidad InfoBrandsen/a>
Envianos un mail a:
info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen


Comentarios Facebook