Preocupado por las comunas del interior, Kicillof no quiere habilitar más actividades

382

Es por el aumento de contagios en varios distritos rurales. Hoy, encuentro con Rodríguez Larreta e intendentes del Conurbano

El gobernador bonaerense Axel Kicillof y los intendentes del interior bonaerense mantenían ayer por la tarde una reunión por teleconferencia cuando recibieron la noticia: por primera vez, el país superaba los 10 mil casos diarios de coronavirus. La cifra ayudó a reforzar los argumentos que en las últimas horas vienen repitiendo en la Gobernación: no hay margen para habilitar más actividades por ahora en la Provincia.

Esa va a ser la postura con la que hoy el gobernador bonaerense encarará las conversaciones con el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el presidente Alberto Fernández sobre la nueva etapa de la cuarentena en las dos jurisdicciones, que empezará el próximo lunes y se extenderá durante dos semanas. La previa fue anoche, con la reunión de los jefes de Gabinete y los ministros de Salud de Nación, Provincia y CABA en la Casa Rosada, encabezada por Santiago Cafiero.

Pese a que en la Provincia hay un entusiasmo moderado por el amesetamiento de los casos en el Conurbano, que replica el que ya experimentó la Ciudad semanas atrás, y por la leve baja en los porcentajes de ocupación de camas de terapia, Kicillof y el equipo de expertos que lo asesora entiende que deben mantenerse todas las restricciones actuales.

Eso, mientras Horacio Rodríguez Larreta busca avanzar por su parte con un plan de aperturas que tiene como primera parada la actividad gastronómica, con la posibilidad de que se autorice en territorio porteño la posibilidad de que bares y restaurantes atiendan clientes con mesas en la vereda. El argumento central de la gestión de Cambiemos es que si no lo hacen, las conductas individuales serán difíciles de restringir.

El encargado de adelantar la postura de la Provincia fue el Jefe de Asesores del Ministerio de Salud de la Provincia, Enio García. “No hay ninguna perspectiva de cambio a partir del lunes. Los indicadores que estamos mirando, que son la cantidad de casos y la ocupación de camas, están estabilizados pero aún en una zona de riesgo ya que es un número elevado, y más teniendo en cuenta que la mayoría son casos confirmados”. (ver aparte).

PREOCUPACIÓN

En la Gobernación observan que el amesetamiento de los casos en el primer cordón del Gran Buenos Aires y la leve retracción en el segundo cordón se compensa con la expansión que ha tenido el virus por el interior bonaerense. Hay especial preocupación por la situación en varias ciudades grandes, como Tandil, Bragado y Mar del Plata, donde ya hay circulación comunitaria del COVID.

Ayer, Kicillof dedicó la tarde a una larga reunión con intendentes de los intendentes bonaerenses de municipios de distintas secciones (menos los que conforman el AMBA) para analizar la situación epidemiológica, ante el crecimiento de casos y la circulación viral que se registró en muchos de sus distritos en las últimas semanas.

Durante más de tres horas, Kicillof dialogó vía teleconferencia con los alcaldes, muchos preocupados por la llegada del virus a sus distritos y por la creciente circulación, un fenómeno del que hasta ahora se sentían protegidos.



En la reunión, Gollán puso a disposición de los intendentes del interior las herramientas que tiene la Provincia de rastreo, detección, aislamiento y tratamiento de los contagiados. Los jefes comunales hablaron de la dificultad de que tengan eco los pedidos de cuidado en las conductas personales.

“Se habló de la evolución de la curva de contagios, el nivel de ocupación de camas en los distritos más comprometidos y se repasaron los lineamientos de una estrategia unificada para el manejo de los focos que pudieran aparecer en las próximas semanas”, dijeron cerca de Kicillof.

En concreto, se habló de llevar al interior la estrategia que se aplicó en el Conurbano cuando los casos comenzaron a multiplicarse: abordajes territoriales cuando se identifiquen focos de contagio y testeos rápidos.

BISAGRA

“Estamos en un momento bisagra de la pandemia, en el que el Gran Buenos Aires está atravesando una fase de relativa estabilidad y, por el contrario, en el interior de la Provincia se empieza a vislumbrar una fase de crecimiento moderado de los casos de COVID”, señaló Kicillof y subrayó que “la tendencia de expansión del virus es similar a la que se vivió en otros países de mundo, en el que el origen se dio en las ciudades capitales, con mayor densidad poblacional, y luego se diseminó al resto del territorio”.

En este marco, el Gobernador se refirió a la estrategia sanitaria que se implementa, en conjunto con los municipios, para la atención de los pacientes con coronavirus y expresó: “Estamos generando un sistema de tratamiento unificado, planificado y coordinado, en el que se considere al sistema sanitario de la Provincia como uno solo y se compartan los recursos entre todos los municipios”.

Todavía no está claro cómo será la hoja de ruta antes del anuncio del viernes. En principio, estaba la idea de un encuentro en La Plata entre Rodríguez Larreta y Kicillof. Anoche, todavía no estaba agendado, ante la posibilidad de que el encuentro se produzca en Olivos y con el presidente Alberto Fernández también.

Publicó: El Día


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

 

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here