Pedido solidario: Gaby necesita casa nueva

871

Tiene parálisis cerebral y necesita vivir en una casa más cómoda para rehabilitarse de la mejor manera. Su familia pide un terreno para poder empezar la construcción, “pero no queremos nada regalado; lo vamos a ir pagando de a poco”, aclaran.

   Gabriel Catalano es un vecino de Las Mandarinas que tiene 11 años y sufre, desde que nació, de parálisis cerebral; en su casa, él vive, ubicada en Azcuénaga esquina Oss, él vive junto a su mamá, Daiana, su padre y su hermanita de 7 años y necesita, para continuar su lenta pero necesaria rehabilitación otro lugar, otra casa.   

A propósito de esta necesidad imperiosa, TRIBUNA se comunicó con Daiana, su madre, quien pintó un panorama de lo que es la vida de Gabriel y lo que necesita de cara a esta etapa que tiene que atravesar.   “A mi hijo, la parálisis cerebral le afectó mayormente la parte motriz -comenzó contando Daiana-, y tiene un leve retraso mental”.    

Gabriel, que está en silla de ruedas, es alumno de la escuela 17 de La Dolly y su familia está intentando encontrar alguna manera de mejorar su calidad de vida; “acabamos de sacar turno para realizarle una cirugía a fin de tratar de acomodarle las rodillas y las piernas en la Clínica del Niño, gracias a la cual podría empezar a usar bastones canadienses para andar, después de un período de rehabilitación”, destacó Daiana.   

‘Eso lleva un tiempo, claro, y para que esto sea concretado de la mejor manera, “las comodidades en la casa son sumamente importantes para él y el lugar donde vivimos no las tiene”, dijo la madre; la familia vive en una pequeña casa que le presta el abuelo paterno de Gabriel. 

 Además, al margen de lo estrictamente médico, Daiana entiende que “Gabriel va creciendo y tiene las mismas necesidades que cualquier otro chico como querer ir al baño solo o bañarse solo, cosa que ahora no puede hacer y en la medida en que no pueda hacer bien su rehabilitación tampoco. Así no avanza en su tratamiento y eso es malísimo para él”, destacó. 

 TERRENO


   Lo que necesita la familia Catalano es “un terreno para poder hacernos la casa nueva. No queremos que nos lo regalen, pero que por lo menos nos lo den a pagar para que, una vez en él, desde Provincia nos puedan ayudar a hacer la casa adecuada para el nene”, detalló Daiana, quien se encargó de enfatizar varias veces que “no queremos nada de regalo” y es por esa razón que ya han hecho varias rifas y pizzazos para empezar a juntar de a poco el dinero; el marido de Daiana es empleado municipal. 

Lo que no cuesta no vale, dicen, y parece que algo de eso le está poniendo el destino en el camino a la familia, que empezó hace cerca de un mes con estos emprendimientos para recaudar dinero y tuvieron que estar encerrados 15 días por haber sido los 4 positivos de Covid-19; “por eso el pizzazo que estaba previsto para el 8 de agosto lo tuvimos que posponer para el 30”, dijo Daiana, quien, paradojas al margen, estudia psicología social y ayudante terapéutica.   

“Ya hemos presentado todos los papeles en la municipalidad para ver si podían facilitarnos algún terreno bajo estas condiciones, pero aún no hemos tenido respuesta y por eso es que acudimos a un pedido solidario; lo hacemos para que nuestro hijo pueda estar un poco mejor”, finalizó Daiana, comprometida y esperanzada.

Gabriel espera la ayuda de todos para poder vivir mejor y seguir con su rehabilitación.

Publicado en Semanario Tribuna 22 – 08 -2020


Información compartida a la Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here