La crisis económica y social se vive en las aulas hay cada vez más niños necesitados, y los docentes cada vez más somos asistentes sociales. Nosotros estamos para enseñar y no para ser asistentes sociales como principal función “pedagógica” pero hoy en día la escuela no tiene mucho margen para decir que no para asistir a los alumnos de sectores vulnerable en lo económico. La violencia que provoca la pobreza es lo que socaba la dignidad humana. La educación es única oportunidad para salir de la pobreza.

A veces veo un Estado que muchas veces está ausente en políticas concretas, solo política cortoplacista y la educción necesita una política de estado que se sostenga en el tiempo, pero ya sea por desatención, inoperancia o facilismo la educación pierde calidad y empezamos a remendarla y los parche siempre están haciendo agua. Soy docente, quiero una educación centrada en lo pedagógico, quiero una escuela formadora que se sostengan en el tiempo y no una escuela que ocupe lugares en que los docentes no estamos capacitados.

 La calidad de la educación no debe estar dada por ¿Qué calidad de comida se recibe y da en la escuela? No soy tonta es cierto que no se conoce hasta el momento un sistema más eficiente a pesar de sus limitaciones que la escuela para llegar con este beneficio de comer, dar útiles, desayuno, ect.

Los alumnos en la que sus padres viven del asistencialismo deben ir a la escuela a aprender todos los días no pueden estar o usados para engrosar marchas de protestas que vemos todos los días., el principal derecho que deben tener es el derecho a aprender, es un derecho básico y universal, no es un privilegio. Ir a la escuela es responsabilidad principal de los padres y es responsabilidad del estado que esto se cumpla, no debemos negociar esto.


El asistencialismo es una particularidad que establece una relación de dependencia que atenta contra la dignidad individual, encadena a los alumnos a las escuelas y que mejor que empezar por la educación por lo tanto buscaremos seres que lean y escriban pero que se les limite la capacidad de pensar por sí mismo y sepan pescar por sí mismos. Si un alumno va a la escuela solamente a comer como actividad central y eso es la única vinculación con la escuela ya le estamos negando un futuro libre, lo condenamos, porque lo estamos asistiendo, socorriendo a que tenga una educación plena puesto que destinamos horas de clases a alimentarlo; es por esto que es necesario repensar la distribución de los conocimientos actuales en el país y si esto no existe se profundiza la exclusión social.

Ley 1.420, que establecía una escuela primaria cada 1.500 habitantes y que la educación era estatal, obligatoria, gratuita y laica, pero vino la presidencia de Menem y la educación ya no era un proceso de educación integral y esto generó políticas educativas de gobiernos y no políticas públicas de un estado, aunque no nos debemos olvidar que la decadencia educativa se inició en la dictadura de Juan Carlos Onganía en 1966.

 Yo no veo que dar de comer en la escuela mejore la educación, sé que actualmente comer y educar en este orden “perviven” pero ínsito dar alimentación no debe ser una función de la escuela. Siempre hay que priorizar el rol de la educación, el verdadero rol, de enseñar y aprender para no desvirtuar su fin, hay que recuperar el sentido pleno de que función debe cumplir la escuela en este siglo XXI.

Daniela Leiva Seisdedos

Prof de Historia. Revista El Arcón de Clio. VI Premios UBA. Manuales de CDC de Tinta Fresca-Alfaomega. Personalidad destacada de la Educación del HCD de La Plata.


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here