Vía: Ruben Pereyra

El Santo Patrono del Pueblo fue elegido por el sacerdote Vicente Pesoa, pionero del lugar y fundador de la parroquia.

Como cada 5 de abril, es feriado administrativo en San Vicente,las dependencias municipales suspenden sus actividades para celebrar a San Vicente Ferrer, el Santo Patrono de nuestro Distrito.

Ahora bien, ¿por qué es justo hoy el día de San Vicente Ferrer?
¿Por qué es el santo de nuestro Distrito?

Para responder a esos interrogantes es necesario viajar hasta el año 1734, cuando el sacerdote Vicente Pesoa fundó, a orillas de la actual Laguna del Ojo, la capilla de San Vicente de la Reducción. Por aquel entonces, el pueblo, todavía sin nombre, se emplazaba por esa zona.

La elección del nombre de San Vicente, posiblemente se haya debido a que éste era el Santo de Vicente Pesoa, dado que compartían el nombre. También el origen: ambos eran españoles.

El feriado del 5 de abril se debe a que en esa fecha se registró, el fallecimiento del santo Vicente Ferrer, en 1419. Su biografía indica que nació en Valencia en 1350 y que fue un domínico y filósofo, cuyas predicaciones por Europa –con una gran cantidad de seguidores- le valieron el reconocimiento popular.

Es el patrono de la comunidad valenciana, y leyendas populares le atribuyen milagros, que lograba levantando el dedo índice.

El párroco Vicente Peosa era hijo de Juan Bautista Pesoa, fundador de la pionera capilla de la Reducción, también a orillas de la laguna y que tomó su nombre de la reducción aborigen que se había establecido en 1680.

En 1856, el pueblo fue trasladado desde las cercanías de la laguna en donde se encontraba, hasta la actual ubicación de su centro. El motivo de la mudanza fue que la zona de la laguna era altamente inundable. Entonces, en 1876 se inauguró el actual templo parroquial, y llevó el nombre de San Vicente Ferrer.

“Si quieres ser útil a las almas de tus prójimos, recurre primero a Dios de todo corazón y pídele con sencillez que te conceda esa caridad”, decía San Vicente Ferrer, y que solía dar un regalo especial a las esposas que peleaban mucho con sus maridos.

San Vicente Ferrer nació en Valencia (España) en el 1350, y fue miembro de la Orden de Predicadores. Se dedicó a la enseñanza de teología y filosofía.

Combatió con empeño la división de la Iglesia en el cisma de occidente. Recorrió muchas comarcas predicando, obteniendo muchas conversiones y reforma en las costumbres de los pueblos.

Partió a la Casa del Padre el 5 de abril de 1419 en Vannes (Francia), donde se venera su cuerpo. Fue canonizado por Calixto III en 1455. Hay gran devoción hacia él en Europa y América.

San Vicente Ferrer solía regalar a las señoras, que peleaban mucho con su marido, un frasquito con agua bendita y les aconsejaba,»Cuando su esposo empiece a insultarle, échese un poco de esta agua a la boca y no se la pase mientras el otro no deje de ofenderla».

Esta famosa»agua de Fray Vicente» ayudaba mucho a las familias porque la mujer, al no poder contestarle al marido, entonces no había peleas.

Ojalá que en muchos hogares se viva esta bella costumbre de callar mientras el otro ofende porque lo que produce la pelea no es la palabra ofensiva que se oye, sino la palabra ofensiva que se responde.

Vía: Ruben Pereyra


Comunidad InfoSanVicente | info@infosanvicente.com.ar
Seguinos en FaceBook: InfoSanVicente
Seguinos en Twitter: @InfoSVicente

Calificá esta Publicación.
Please wait...

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here