La salud y la basura nos afectan a todos. Por Federico Branz

612

Por Federico Branz

La sesión del HCD fue positiva para poner en agenda a nivel gubernamental, un tema que nos preocupa mucho como vecinos. No es casualidad que frente a un tema tan sensible como la sanidad ambiental, específicamente la basura, haya tanto interés genuino de la población de Brandsen.

El NO A LA BASURA del 2007 fue el inicio de esta amenaza, cuando el pueblo espontáneamente se manifestó en la calle y evitó el relleno sanitario. Hoy, 12 años después, frente a la realidad del basural a cielo abierto, los vecinos vuelven a reclamar (principalmente por redes sociales) con más angustia frente a esta realidad.

Creo que a pesar de todos los avances que promovió aquel NO A LA BASURA en el 2007 en cuanto a concientización de la sociedad, a los trabajos de educación y sensibilización realizados con nuestrxs chicxs en las escuelas y en las instituciones, al estímulo permanente a la separación domiciliaria, hoy hemos retrocedido: nos desanima ver y saber que toda la basura, separada o no, termina acumulándose en este basural. Aquel conjunto de acciones que nos unían, se fueron diluyendo por el desinterés que demostraron nuestros gobiernos. Las campañas y la concientización son mínimas. Este retroceso nos va a costar mucho tiempo y dinero y quizás, nos resulte imposible recuperar algunos temas de salud y de impacto ambiental.

Existen leyes en las tres jurisdicciones. A nivel nacional, se legisla sobre ambientes sanos y daño ambiental; a nivel provincial, sobre la práctica de basurales a cielo abierto, la inspección y vigilancia de las plantas instituidas; y en el municipal, la Ordenanza habla de medidas específicas de regulación, además de la conservación del medio ambiente y la salud de la población, prohibiendo acciones de cualquier índole que puedan generar contaminación ambiental. PEDIMOS QUE SE RESPETEN Y SE CUMPLAN, como todas las leyes, en este caso, porque tiene un trasfondo, que es proteger a la sociedad, nuestra salud y al medio ambiente

Desde la salud pública se conoce perfectamente que la suciedad y acumulación de desechos no sólo deteriora y contamina el medio ambiente, sino que se convierten en caldo de cultivo para diversas patologías ya sea por contacto o por vectores como ratas, moscas, cucarachas, perros, gatos, piojos pulgas, garrapatas que transmiten decenas de enfermedades, principalmente gastrointestinales, respiratorias y dermatológicas. Los animales que hurgan en la basura transmiten leptospirosis, toxoplasmosis, rabia y otras enfermedades mortales.

Además, la manipulación de los residuos sólidos implica indudablemente riesgos para la salud de lxs trabajadorxs que están en contacto y puede dar lugar a:

– Infecciones cutáneas y de la sangre debidas al contacto directo con los desechos y a partir de heridas infectadas

– Infecciones oculares y respiratorias secundarias debidas a la exposición a polvos infectados

– Enfermedades causadas por mordeduras de animales salvajes o abandonados que se alimentan de la basura

– Infecciones intestinales transmitidas por moscas que se alimentan de la basura, heridas, quemaduras y otras lesiones.

Pensamos en salud como construcción histórica, social, cultural, íntimamente vinculada a la cuestión ambiental, pues, ¿es posible tener una vida saludable en un ambiente enfermo?.

La percepción sobre el ambiente se construye en el seno de una sociedad y se concreta y modifica en una interrelación permanente entre los procesos simbólicos y las prácticas cotidianas concretas y empíricas.

El problema de la basura y el medio ambiente está instalado y hay que afrontarlo AHORA. No es momento de chicanas políticas acusatorias  pero tampoco de enmascarar la realidad. Es tiempo de autocrítica, de sinceridad y de coraje para enfrentar este tema. La basura es un problema serio que nos afecta a todos, por lo tanto es social y político. Debemos comprometernos en UNA POLÍTICA DE ESTADO que convoque y articule a los diferentes sectores, sin banderas partidarias y desde la cual se elabore un proyecto para solucionarlo a corto y a largo plazo. Siempre la iniciativa debe partir desde el Estado que abra el diálogo porque LA BASURA Y LA SALUD SON PROBLEMAS DE TODA LA SOCIEDAD.

Desde aquel NO A LA BASURA del 2007, volvamos a ponernos de pie por un ESTADO QUE HABILITE UN BRANDSEN SANO. Y frente a la basura, TODOS NOS INVOLUCRAMOS.

Por Federico Branz


Comunidad InfoBrandsen
info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Calificación: 4.5/5. De 2 votos.
Please wait...

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here