Estados Unidos, España, Italia, han pasado a ser los países más golpeados del planeta por el coronavirus, inclusive superando a la propia China. Mientras tanto en América Ecuador se ha convertido en un país que lastima, con un sistema de salud absolutamente saturado y muchos de sus muertos abandonados en la calle a la espera del destino final.

Sergio con su nieto Andrea

Todo muy trágico por lo repentino y porque ninguno de nosotros estaba preparado para saber esperar encerrados que esto pases y con el menor dolor posible.

Ayer converse con dos personas muy amigas, que viven en dos de los países mencionados. Jorge Branz y su esposa Sandra en Ecuador y Sergio Bonetti y su familia en el norte de Italia, precisamente en Brescia, Lombardía.

Jorge no me pudo decir nada de cómo está la situación allí porque se está enterando como nosotros por las noticias que llegan, ya que a él la cuarentena y la imposibilidad de volver lo agarró en la Argentina, Pero allá esta Sandra y ya le preguntaremos como lo están viviendo, ella y el resto de sus compatriotas. 

Sergio si me comentó ligeramente como es la situación hoy en un país que cuando quiso acordar estaba sin defensas. Escenas desgarradoras, abuelos que se van sin despedirse, una tragedia nunca pensada y sin embargo hecha realidad en pocos días.

Sergio me contó “en mi familia gracias a Dios todos bien. La situación en este momento, en mi ciudad, Brescia, es bastante difícil, como en otras ciudades importantes de Italia.

Hospitales llenos, los contagios en aumento y los muertos también. Yo perdí un compañero de trabajo.

La única noticia positiva es el aumento de pacientes que salen del hospital sanos. Éste es el panorama general”

Al hablar de sus vivencias me indicó “La experiencia personal, dentro de todos los problemas que crea el encierro, la preocupación por la familia, los amigos de acá y allí, te diré que es positiva. No me estoy poniendo loco, estoy descubriendo en mi familia, amigos y en mí mismo, valores y sentimientos que con la rutina de todos los días no le daba el real valor ni la importancia que merecen. Me emociona ver la gente común que se pone a disposición de los más débiles. Ni hablar de todos los operadores de distintos sectores, como por ejemplo salud. Desde el gran profesor al empleado de la limpieza, que pasan los días, sin contar las horas de trabajo, arriesgando la propia vida por la cercanía con los contagiados. Policías y militares llevando alimentos a gente sola o que no tiene para comprar. Ver el dolor “digno” de parientes de personas fallecidas, que dejaron de ver para siempre desde que ingresaron al hospital”

Con el dolor que trasunta su relato, propio de alguien que convive con la tragedia que produce un enemigo que mata y no se ve, Sergio nos deja el clásico consejo que tanto valoran en Europa y que nosotros lo implementamos, lo respetamos pero también muchas veces lo desafiamos, “Un solo consejo” me dijo, “QUEDENSE EN CASA y si tienen que salir, que sea con la máxima protección, mascarilla y guantes”.

Para terminar nuestro dialogo expresó “Querido amigo, en todos los puntos de vista, ésto creo que me hará una persona mejor, por eso te dije que es positivo. Siempre considerando las cosas positivas que se rescatan. No sé cómo será la parte económica (yo no trabajo desde el 20 de febrero). Personalmente me arreglaré de algún modo. En lo general lo que pueda pasar con el país, se lo dejo a los que saben, políticos, economistas y demás. Espero que esta charla te de la pauta de cómo estamos y como estoy. Un abrazo grandote para todos”.

Julio Grassi


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here