Por Alejandro Castañeda Zazzali – Semanario Tribuna 24-07-2021

Optimista, de buen humor y con la convicción de que “esto se va a terminar tarde o temprano”, el del Fabián Mastoy, médico clínico, es un testimonio que sirve para guardar ciertas esperanzas de cara a lo que viene con esta pandemia que tiene al mundo desolado y triste.

“Nadie se esperaba algo si; vivimos algo similar con la Gripe A por un momento pero esto superó todas las predicciones -comenzó contando Fabián en su consultorio de calle Saavedra-. Primero tuvimos todos mucho miedo porque desconocíamos totalmente cómo se contagia y hoy ya sabemos mucho más”; en ese sentido dejó un dato interesante: “según estudios, menos de 1% se contagia por la mano”, dijo.

Fabian Mastoy

El miedo inicial obligó tanto a Fabián como a su familia, compuesta por Valeria, su mujer, y sus dos hijos Iván y Carolina, a extremar cuidados; “lavábamos todo y por ejemplo, cuando llegaba del hospital entraba por atrás, ponía toda la ropa a lavar y hasta no estar bañado no interactuaba con los demás”, dijo y detalló que, como rutina ya adquirida, “tengo un guardapolvos para cada trabajo”.

SU LLEGADA

Fabián, de 49 años y nacido en Maipú, un pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires, llegó a nuestra Ciudad traído por su colega Juan Nagel; “me habían ofrecido un trabajo en Ranchos pero a Valeria no le convencía. Entonces como ya estaba trabajando acá le dije de venir acá y no lo dudamos”. Actualmente, Fabián trabaja en el IMB en la empresa Sapucay, en el Hospital y en su consultorio particular.

“Uno trata de ser cuidadoso, pero también es cierto que todas esas rutinas y protocolos cansan bastante; ahora que estamos vacunados estamos más relajados, pero por suerte durante el primer año ninguno de mis dos hijos hizo drama y estuvieron todo el tiempo encerrados en casa”, manifestó este vecino del barrio República.

En ese sentido, el profesional destacó que su mayor temor era por los abuelos de los chicos, a quienes no visitaron durante todo 2020; “mi mamá está internada en un geriátrico en Maipú y no viajamos a visitarla, y a mi suegra que vive acá atrás del consultorio, la empezamos a ver recién hace unos meses. Teníamos miedo de llevarle el virus porque al atender pacientes tanto Valeria como yo estamos muy expuestos”, afirmó.

Su aislamiento fue tal “que ni siquiera fuimos nunca a la quinta que tenemos en La Parada. A mí me gusta salir a correr y podría haber ido allá que es descampado, pero no me parecía ético, Así que teníamos una cinta para correr para los 4 y nos hicimos un mini gym en casa para hacer algo de ejercicios; y los fines de semana nos quedábamos en casa mirando series”, dijo.



De todas formas, “no soy una persona de una vida social demasiado activa; no lo necesito. Así que en ese sentido no sufrimos grandes cambios. Desde que empezó a pandemia me habré juntado con amigos unas 3 veces”, agregó; una de esas fue en su cumpleaños, el 6 de enero, “que me permití hacer algo tranquilo porque habían bajado los casos”.

TRABAJO Y OPTIMISMO

Fueron meses de mucho trabajo para todos los profesionales de la salud pero de todas formas Fabián se lo tomó con cierta calma. Aquejado por varios problemas de salud –hipertensión, siete pericarditis y un by pass gástrico-, fue cuidado por sus colegas durante 2020 para atender en la sala No Covid; “ahora ya con las vacunas es otra cosa. De todas maneras, la tensión siempre está porque por más que no atienda a pacientes Covid todos somos potenciales portadores del virus”.

“En mi caso y el de varios profesionales lo que hubo fue una suerte de compensación, porque si bien hubo mucha actividad en el Hospital, en el consultorio hubo pocas consultas porque la gente no salía y estuvo más sana; este año, por ejemplo, no tuve ningún paciente con EPOC que haya presentado las complicaciones que presentaba años anteriores”, manifestó Fabián, quien dejó un mensaje esperanzador.

“A esto le veo final, pero hay cosas que van a cambiar. El virus va a quedar, pero en la medida en que estemos todos vacunados va a ser un poco más de una gripe; la cuestión es bajar la letalidad y mientras eso pase las cosas van a estar bien”, afirmó, con convicción, y en ese sentido destacó que “estamos viendo que van saliendo cada vez más tratamientos eficaces, algunos muy costosos, pero se le está encontrando la vuelta”, finalizó.

Por Alejandro Castañeda Zazzali – Semanario Tribuna 24-07-2021


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here