Noticias de la Región. viajaban a San Miguel del Monte y terminó en tragedia. 5 personas fallecidas

1250

Publicó: Diario Clarín

Tragedia en la Ruta 3: Alejandro Torres era plomero y quería trabajar en Uber. Lo embistió desde atrás una Grand Cherokee, manejada por un hombre 67 años que ahora está acusado de “quíntuple homicidio culposo”

Daira se encaminaba a terminar el profesorado en biología, Demian contaba los días para su viaje de egresados, Lara soñaba con una torta de cinco pisos para su fiesta de 15 y Alejandro había empezado a darse maña con Uber porque con los trabajos de plomería no alcanzaba. Mía apenas tenía seis años.

Volvían de pasar el día en Tandil, donde caminaron, hicieron un picnic cerca de la “piedra movediza”, cuando Horacio Luis Castilla, a bordo de una Grand Cherokee, embistió de atrás el Corsa Classic en el que viajaban a gran velocidad. Por el impacto, el auto se estrelló contra el acoplado de un camión que transportaba cemento y salió despedido hacia la banquina, donde se prendió fuego con todos los ocupantes adentro.

Alejandro Torres, papá de Daira (19), Demian (17) y Mía (6), había planificado una escapada a San Miguel del Monte con sus hijos el domingo 18. Pero un desperfecto en el auto los obligó a posponer el viaje una semana. Sería mejor aún: el 25 coincidía con su cumpleaños número 39.

“Era el tío payaso de la familia, a los chicos les encantaba salir con él porque era diversión asegurada”, cuenta Yesica, hermana de Alejandro, en diálogo con Clarín. “Por eso, terminó sumándose al viaje Lara, su sobrina de de 14”, señala.

Lo que era el final de un domingo feliz, terminó en tragedia en la ruta nacional 3, con los cinco integrantes de la familia muertos. El choque fue en el kilómetro 230, entre las localidades de Cacharí y Pardo, cerca de las 21.

Yesica, la única de la familia que puede hablar con la prensa sin deshacerse en llantos, cuenta que el Corsa fue un regalo que le hizo a su hermano para que pudiera hacer algo más de dinero. “Le compré el auto hace dos meses. Él era plomero y, como venía flojo de trabajo, a la noche había empezado a hacer de chofer de Uber —explica—. Los fines de semana usaba el auto para salir a pasear con sus hijos”.

La mujer asegura que su hermano era muy cuidadoso al volante. “Tan prudente, que ese domingo mi hija se quedó enojada porque no la dejó viajar. Él no quería que los chicos fueran amontonados y le dijo que próxima viajaba ella”, explica.

La familia está destruida. Es que a la trágica pérdida se sumó que, Castilla, productor agropecuario de 67 años, que conducía la camioneta Jeep, fue excarcelado luego del pago de una abultada fianza de 10 millones de pesos. Para cubrir el monto, ofreció un inmueble en la Capital Federal.

El beneficio le fue otorgado el jueves pasado por el juez Federico Barberena, titular del juzgado de Garantías número 2 de Azul, y para los Torres eso tiene gusto a impunidad.

“Pareciera que para el juez la vida de nuestra familia vale esos 10 millones”, se queja Yesica. “Nosotros nos enteramos el sábado, por un medio de Azul, de que el tipo había quedado en libertad el jueves. Ese mismo día, mientras estábamos despidiendo a la familia en el cementerio Santa Mónica, el hombre estaba saliendo de la cárcel”, agrega.

Castilla, de Capital Federal y con domicilio en Tandil, se encuentra acusado por “quíntuple homicidio culposo y lesiones por accidente”. La investigación de los hechos está a cargo de titular de la UFI 6 de Azul, Karina Genusso.

El viernes, al día siguiente de la excarcelación, fue ingresado al Hospital Municipal Dr. Ángel Pinto por un “dolor toráxico”. Hasta el cierre de esta edición, permanecía internado en una sala común y con custodia policial. Este diario intentó comunicarse con el estudio Tancredi & Asociados, que patrocina al imputado, sin recibir respuesta.

“Es indudable la forma de la comisión del choque y la responsabilidad de Castilla”, asegura el abogado de la familia Torres, Marcelo Chumbita.

Según supo Clarín, aunque falta determinar a qué velocidad se desplazaba Castilla en su camioneta, las pericias arrojaron que no había indicios de frenadas en el asfalto.

Por otro lado, los investigadores estudian las imágenes de un video que fue registrado en la ruta 3 que, si bien no muestra el momento del impacto, sí será clave para determinar a qué velocidad iba Castilla.

Publicó: Diario Clarín


Comunidad InfoSanVicente | info@infosanvicente.com.ar
Seguinos en FaceBook: InfoSanVicente
Seguinos en Twitter: @InfoSVicente

Calificación: 5.0/5. De 1 voto.
Please wait...

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here