Lorenzo Testi, recién llegado a Bolivia para sumarse al Stormers San Lorenzo de Potosí

476

En su edición de hoy el Semanario Tribuna da cuenta del nuevo camino  iniciado por el joven deportista de Brandsen.

¿La doblará la pelota?

Lleno de ilusiones y expectativas, con muchas ganas de dar el salto de calidad que tanto desea hace tiempo y teniendo presente todo el tiempo a su gente querida allá a lo lejos, Lorenzo Testi partió el miércoles a la mañana a Bolivia, para sumarse a las filas del Stormers San Lorenzo de Potosí, club que milita en la segunda división del fútbol boliviano.

El contacto para que Lolo vaya a probar suerte a Bolivia fue mediante Quique Laudisi, amigo de Oscar Sáenz, ex vecino de la Ciudad que fue a probar suerte como futbolista a Bolivia, se quedó allá, dirigió en varios equipos y ahora se dedica al periodismo deportivo. “Vino para las fiestas, se encontró con Quique y hablaron de Lorenzo, que ya había tenido algunos ofrecimientos para jugar en clubes del ascenso. Pidió un video, se lo armamos, lo mandó a varios clubes de Bolivia y el entrenador de San Lorenzo, que había sido ayudante de campo de Oscar, le pidió que fuera”, dijo a TRIBUNA Flavio Testi, su padre; charla mediante, Lolo armó el bolso y salió a su nueva aventura.

VIAJE TURBULENTO

Lorenzo, defensor central con pasado en la UAI de Urquiza y uno de los puntos altos de El Indio en

el último año, salió de Aeroparque en un vuelo a Jujuy. “La verdad que tenía algo de miedo porque nunca había volado en avión; para colmo, el vuelo tuvo muchas turbulencias y me sentí muy mal, con ganas hasta de bajarme por momentos”, confesó Lolo, de 21 años.

San Lorenzo de Potosí es el club más viejo de fútbol en la liga regional Potosí Primera A; fundado el 26 de mayo de 1897, actualmente disputa la Copa Simón Bolívar (Segunda división de Bolivia).

Potosí es una de las ciudades de mayor altura; con 4.000 metros sobre el nivel del mar, se hace fuerte en su casa y pretende, con esta arma en su poder, pelar por el ascenso; “llegó el avión a Jujuy y de ahí me tomé una combi a la Quiaca de 5 horas y la verdad que con la altura y lo mal que me sentía de antes no la pasé nada bien. Por suerte, pese a estar solo, no me sentía tan solo porque desde Argentina tenía permanentemente mensajes de mi familia y amigos que me daban el aliento y el apoyo necesarios para no bajar los brazos”, confesó, desde Llallagua, donde está hospedado ahora con el club, Lolo.

La altura, sin dudas, es un condicionante, y ya desde la llegada a Jujuy, Lorenzo comenzó a sentir los efectos; “tuve ganas de volver, pero los mensajes de la gente que me quiere me hizo ver las cosas desde otro lugar; apenas pude frenar en Potosí para descansar un poco, pero no pude ni ver la ciudad, porque de ahí me fui a Llallagua, en donde estamos entrenando”, agregó.

A las 3 de la tarde del jueves, luego de casi un día y medio de viaje y malestar, llegó Lorenzo al hotel “en remis y el entrenador enseguida me recibió y me dijo que me cambie para entrenar, así que ni comer pude”, confesó.

EL EQUIPO

San Lorenzo es, decíamos, el equipo más viejo de la Liga y tiene cifradas esperanzas de pelear este año para lograr el ascenso a la Primera División boliviana; “apenas llegué, me cambié para entrenar me fui a entrenar de una. Fue un entrenamiento sólo físico, muy duro, sin pelota para poder adaptar el aire a la altura, que la verdad que se siente mucho”, confesó.

“El hotel en donde estamos es hermoso y la verdad que la gente del equipo me trató muy bien desde el primer momento. Tengo compañeros de varios países del continente y es un grupo muy solidario”, dijo y comentó que comparte habitación con un jugador mexicano.

La prueba de Lorenzo no tiene límite definido; basta que guste para que quede y firme su primer contrato; “el grupo es unido y ahora estamos por jugar un torneo para juntar dinero para el club, pero todavía falta mucho para el inicio del campeonato”, destacó, al tiempo que dijo que los días son muy fríos, “y el clima es muy cambiante. Mucho frío y el sol te quema la piel”, describió.

El hecho de estar todos juntos en el hotel hace que la adaptación de Lorenzo al grupo sea más sencilla y rápida; de todas formas, él se encargó de destacar que “lo que más me alentó y me alienta en todo momento a estar acá son los permanentes mensajes de mi gente querida, sin los cuales esto sería completamente diferente”, volvió a remarcar Lorenzo, entusiasmado con esta nueva oportunidad.


Comunidad InfoBrandsen
info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Calificación: 5.0/5. De 1 voto.
Please wait...

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here