Semanario Tribuna 12-11-2022

Un hecho muy similar al ocurrido semanas atrás

   Días atrás, a metros de donde ocurriese un hecho casi calcado, dos jubiladas fueron víctima de la inseguridad, en una modalidad que parecer querer ir penosamente instalándose en la Ciudad.

    Mientras estaban en su casa de Sáenz Peña casi Ferrari descansando, cerca de las 9 de la noche, dos delincuentes ingresaron por los fondos y, con modos violentos y bajo amenazas, le revolvieron por completo las dos habitaciones y le terminaron llevando una suma no precisada de dinero y alhajas.


   El hecho toma especial relevancia dado la similitud con otro ocurrido semanas atrás a metros de esta casa y bajo el mismo modus operandi, con lo cual no se descarta que puedan llegar a ser los mismos autores.

   Si bien las víctimas prefirieron no dar a conocer su identidad, una de ellas pudo dar testimonio del calvario padecido aquella noche en un horario en donde por esa zona de la Ciudad hay circulación permanente de personas.

“TODAVÍA NO PUDE VOLVER A DORMIR”

   Todavía tiembla una de las víctimas del robo al recordar lo sucedido; “el dinero es lo de menos, porque lo que más duele es lo que queda después, el miedo”, dijo en diálogo con TRIBUNA.

    Según contó, “me pegaron fuerte en la sien y me amenazaron con estrangularme con un trapo que no llegué a identificar qué era si no le decía dónde estaba la plata. uno era más tranquilo y el otro muy violento”, describió y dijo al respecto que aún le duele la mandíbula por el impacto al hacer determinados movimientos.



   Los delincuentes tenían un buzo con capucha y una suerte de cuello para tapar sus rostros y uno de ellos, tal como sucedió con la otra jubilada que fuese víctima de un robo semanas atrás, “me dijo que me conocía y que no ande por la calle diciendo toda la plata que tengo, cosa que jamás hice. Se ve que me querían sacar verdad por mentira”, agregó.

    “Mi hermana lo tomó con más tranquilidad, pero yo todavía no pude volver a dormir desde que pasó lo que pasó; esta casa es una casa en la que siempre recibimos gente y por suerte en ese lapso no vino nadie porque si no, no sé qué habría pasado”, detalló la vecina con un alto grado de vulnerabilidad.

   Si bien el hecho ocurrió en un momento en el que mucha gente pasa por el lugar, ninguno de los vecinos escuchó o vio nada sospechoso; “vivimos acá de toda la vida y nunca nos pasó nada. La verdad que me quedó una sensación muy fea porque más allá del dinero o las alhajas, la sensación que te queda es horrible”, manifestó y confesó que “estuve una semana sin salir de casa después del hecho y la primera vez que salí todo el mundo me hablaba del tema y eso me angustió más todavía”.

Semanario Tribuna 12-11-2022


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Sumate a nuestro canal: Comunidad InfoBrandsen/a>
Envianos un mail a:
info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen


Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí