Araceli Sívori participó en el Encuentro Nacional de Maestros Rurales Argentinos

326

Nuestra vecina y docente estuvo presentando el proyecto Campaña por agua limpia en las escuelas como integrante de la Delegación Buenos Aires de la AMRA.

Araceli Sívori de la Delegación Buenos Aires, presentando el proyecto CAMPAÑA POR AGUA LIMPIA EN LAS ESCUELAS .

En febrero pasado se realizó el 43º Encuentro Nacional de Maestros Rurales Argentinos, realizado en febrero próximo en forma virtual por la Delegación de San Juan.

Desde hace muchos años la Asociación de Maestros Rurales Argentinos aborda temáticas ambientales, siendo éstas los ejes organizadores de los tres últimos Encuentros, y de esta manera brinda a los y las docentes herramientas para el tratamiento de las mismas en el aula, como lo estipula el marco normativo, y cumplimentado con la Ley Nacional de Educación Ambiental Nº 27.621, aprobada el año próximo pasado.

«Desde A.M.R.A. entendemos que la Educación Ambiental es un proceso permanente, en el que los educandos y su comunidad adquieren saberes de su medio y de la interacción entre la sociedad y la naturaleza, que les permite apropiarse de esos conocimientos para actuar individual y colectivamente en la resolución de las problemáticas ambientales, siendo sujetos protagonistas en su construcción», estimaron.

La Educación Ambiental constituye una modalidad pedagógica, la cual tiene como principios fundamentales la formación de una conciencia ambiental, la responsabilidad y la revalorización de las comunidades locales y, en general, en su diversidad, dándole valor a la participación ciudadana para integrarse al medio al que pertenece y al que le da identidad.

La Educación Ambiental debe problematizar las realidades ambientales con el fin de hacer posible un ambiente sano, diverso y digno de ser habitado, tendiendo al desarrollo de las comunidades, con justicia ambiental, igualdad de género, democracia participativa, fundados estos principios en la Constitución Nacional (art. 41), Constitución Provincial (art. 28), Ley de Educación Nº 26.206, Ley de Promoción y Protección de Niñas, Niños y Adolescentes Nº 26.061, la Ley General del Ambiente Nº 25.675, el Acuerdo de Escazú y, por supuesto, el marco normativo de la Ley de Educación Ambiental Integral.

Por lo expuesto, entendemos que el abordaje de la misma en las instituciones educativas implica la necesidad de actuar problematizando las realidades ambientales, develando las contradicciones y las tensiones que se producen entre beneficiarios y afectados, y los conflictos de intereses y poderes implícitos en la génesis social de la crisis ambiental.

La educación actual tiene un gran desafío, el que debe asumir para tomar conciencia, de manera urgente, de la necesidad de intervenir y cuidar nuestros bienes comunes. La Educación Ambiental se abre camino más allá de las distintas disciplinas promoviendo el desarrollo de una racionalidad ambiental, el amor por la Madre Tierra y la solidaridad entre todos los habitantes. Este abordaje requiere reconceptualizar, ampliar la mirada y superar una concepción ingenua sobre la Educación Ambiental para llevar adelante un enfoque con información, actualización y compromiso de cada conflicto ambiental que se presenta para construir lazos de solidaridad, respeto por la biodiversidad y atendiendo al Buen Vivir.


A continuación, las conclusiones del XLIII Encuentro Nacional Virtual de Maestros Rurales Argentinos, el cual se realizó en la provincia de San Juan y de forma virtual por la situación epidemiológica que atravesaba el país a causa del Covid 19:

Las provincias participantes fueron las siguientes: Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Fe, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Tucumán y San Juan, provincia anfitriona, organizadora del encuentro virtual en esta ocasión; se contó con el gran apoyo de la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable y del Ministerio de Educación de la provincia de San Juan.

Es de destacar que docentes, estudiantes y las familias tuvieron que reinventarse en este tiempo de Pandemia, utilizando las nuevas tecnologías, arbitrando los mecanismos necesarios, y haciendo usos de recursos impensados para sostener el vínculo pedagógico, y garantizar el derecho a la educación, como lo enmarca la Ley Nacional de Educación N° 26.206.

Por ello, como cada año, AMRA se reunió para tratar distintos temas relacionados con la educación y la sociedad actual, este año como en los dos anteriores, enfocados en las problemáticas ambientales y la urgencia de abordar la mitigación y adaptación al cambio climático

En el innegable contexto actual y las crisis hídricas sistemáticas, continuar con la vulneración de Leyes Nacionales y Provinciales ambientales, o la negación de las problemáticas que nos afectan a todos, en consonancia con el modelo extractivista implementado como política nacional de estado, se transforma en un acto de injusticia e inmoralidad hacia las próximas generaciones a quienes los educadores elegimos formar. Estos problemas no emergen de manera espontánea y desarticulada, investigaciones dan cuenta que es la manifestación de un proceso que han dado en llamar “crisis civilizatoria”, que pone a la humanidad ante desafíos inéditos en nuestra corta historia como especie biológica.



Las problemáticas ambientales tratadas desde hace años en los Encuentros de la Asociación, tales como: Emergencia Hídrica, Fumigaciones con Agrotóxicos, Deforestación indiscriminada, Incendios catastróficos e intencionales, Inundaciones, Contaminación del suelo, el aire y el agua, cría intensiva de animales, producción de cultivos con semillas transgénicas, sin dejar de mencionar la aprobación del trigo HB4, explotación a gran escala y sin controles ambientales de litio, hidrocarburos (fracking) y/o megaminería se están profundizando y amplían las tensiones de intereses entre afectados y beneficiarios. Siendo las poblaciones más vulnerables las de las zonas rurales, pertenecientes a nuestras comunidades educativas, quedando inmersas en conflictos que las mismas problemáticas generan, con objetivos muchas veces contrapuestos, afectando sus derechos y los de la naturaleza.

La Escuela Rural Argentina frente a esta realidad, tiene el gran desafío de prepararse para vivir en un mundo diferente. Docentes, estudiantes y padres deben asumir que la VIDA está siendo amenazada y que nos interpela a cambiar, a tomar conciencia, de manera urgente, de la necesidad de intervenir y de cuidar los bienes comunes, buscando un camino de construcción y participación.

La Ley de Educación Ambiental N° 27.621 nos habilita para aventurarnos en la construcción de estrategias para enfrentar el desafío, buscando soluciones de manera activa en cada localidad donde se inserte la escuela, en comunidades organizadas a través de la misma. La Educación Ambiental se abre camino más allá de las distintas disciplinas, promoviendo el desarrollo de una racionalidad ambiental, amor por la Madre Tierra y solidaridad con
todos los habitantes. En esta situación de crisis planetaria es fundamental la tarea docente, colaborando al desarrollo de una conciencia y compromiso ciudadano. Tarea que requiere reconceptualizar, ampliar la mirada y superar
una concepción ingenua sobre la educación ambiental, para llevar adelante un enfoque con información, actualización y compromiso en cada uno de los conflictos socioambientales que se presentan día a día.

Es indispensable y urgente, incluir la temática ambiental en los diseños curriculares y con más énfasis en los institutos de formación docente.

  • La Ley de Educación Ambiental debe transformarse en el EJE para las elaboraciones de los PEI (Proyectos Educativos Institucionales).
  • Promover desde las escuelas una ruralidad defensora de sus espacios y ambientes, con generación de fuentes de trabajo para la repoblación del campo.
  • Favorecer desde los diseños curriculares, la implementación de acciones con eficiencia energética y tecnologías amigables con el ambiente.
  • Implementar proyectos específicos, escolares y comunitarios, con acciones concretas de ADAPTACIÓN al cambio climático, tales como:
    – Reducir, reparar, reutilizar y reciclar los residuos.
    – Concientización sobre los pronósticos científicos en relación al peligro de la VIDA para cada región.
    – Construcción de estrategias prácticas y concretas para enfrentar las problemáticas de cada comunidad, por ejemplo: reforestar en cada comunidad la incidencia de la escuela rural con los y las estudiantes, promover la agroecología, construcción de ladrillos ecológicos, entre otras.
  • Repudiar y/o denunciar cualquier atropello contra las comunidades educativas, el patrimonio público y los bienes naturales.
  • Convocar a la población a comprometerse activamente en la defensa de los bienes naturales colectivos de las provincias.
  • Problematizar las realidades ambientales, develando contradicciones, conflictos, intereses, poderes, permitiendo una práctica dialéctica para contribuir en la creación de estrategias de argumentación, debate y discusión.
  • Favorecer la implementación de proyectos que den cuenta de un proceso que incluya la sensibilización, la concientización y la acción, brindando a los alumnos y alumnas y a la comunidad la oportunidad de ser sujetos protagónicos en su construcción.
  • Revalorizar concepciones de ambiente construidas en diálogo con saberes ancestrales, con los aportes de la Ciencia Digna, articulando estrategias queintegren la perspectiva del Buen Vivir, la Justicia Social y la Justicia Ambiental.
  • Resignificar el rol de la escuela en su función de bregar por el derecho de niñas, niños, adolescentes y adultos a un ambiente SANO, DIGNO y DIVERSO, garantizado por el artículo 41 de la Constitución Nacional, la Ley Nacional de Promoción y Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (Nº 26.261), la Ley General de Ambiente (Nº 25.675) y el Acuerdo de Escazú.
  • Las propuestas, los proyectos que se lleven a cabo en las instituciones y dentro de las aulas, deben apuntar a la creatividad, innovación, desde una perspectiva de derecho donde nadie quede afuera, habilitando la palabra para aquellas infancias a la que hemos elegido acompañar, abriendo horizontes, pensando lo diverso y variado de los materiales, ampliando la mirada de las posibilidades y el desarrollo de las capacidades.
  • Las Leyes de Educación Ambiental y de Educación Sexual nos amparan, nos habilitan, nos orientan, nos limitan y son herramientas que acompañan y fundamentan nuestro trabajo en la escuela. Desde la ESI (Ley 26150) se propone forjar espacios de debate para abordar las diferentes áreas de estudio y así deconstruir concepciones arraigadas, proponiendo nuevos paradigmas para construir nuevas subjetividades. Educar en ESI implica también estimular y fortalecer la solidaridad, la inclusión y la participación ciudadana. La tarea docente será habilitarlas en la práctica diaria.
  • Dar espacio a la realización de Feria de ciencias, proyectos áulicos y comunitarios como recursos para trabajar aspectos mencionados con el agua y su análisis, ambiente, inclusión entre otros, utilizando recursos que permitan la creatividad, la innovación, el uso de tecnologías, incentivando a ser protagonistas en la construcción de un mundo mejor.
    – Considerar actividades musicales como recurso incentivador y posibilitador de la creatividad, apoyando los aspectos que se deben incluir en el currículum para su tratamiento.
  • Destacar la importancia y necesidad del Estado en su rol de articulador y generador de acción y coacción de las leyes que resguardan los temas abordados en este valioso encuentro.

Al lema de AMRA: Tlanece Macehuali “Es hora de dar el fruto”, la escuela rural hoy debe hacerlo posible, sembrando semillas que se adapten al futuro. Los/las docentes rurales deben asumir con valentía el rol transformador que les compete, ser verdaderos agentes de cambio para esas comunidades donde este inserta la escuela.

Como en todos los Encuentros se planta un árbol. Aquí la Delegada de San Juan , Bibiana Acosta y la fundadora de AMRA Silvia Micheli

Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook