Semanario Tribuna 26-06-2021

El Senado de la Provincia quizá tenga en su poder documentación que todos ignoran y que ha sabido mantener en secreto. Si no es así, no se explica cómo y por qué lanza un mensaje oficial a través de Facebook dando por hecho que el 22 de junio es el cumpleaños de Brandsen, algo que recién se está gestionando. Sorprendió ver semejante anuncio. En un momento donde los furcios en las altas esferas están a la orden del día, el Senado bonaerense parece que ha querido sumarse a este festival de anuncios temerarios y expresiones fallidas.

Es lamentable. Por supuesto que ahora habrá que escuchar las explicaciones del caso, que suelen ser más pintorescas que el contenido de los derrapes, pero en principio debe ser calificado como grave desliz esto de encargarse de fundar un pueblo desde los márgenes informales de un simple reclamo publicitario. El aviso tiene dos palabras y tres errores: primero, está mal escrito “Brandsen”, porque si bien ese apellido generó más de un confusión, finalmente quedó aclarado gracias a la trabajosa faena que llevó adelante Frutos Ortiz, en París, para poder despejar esta duda.



Pero ahora, cuando parecía que ese camino estaba aclarado, el Senado de la Provincia, sin que nadie lo pida, vuelve a citar ese ilustre apellido para generar una nueva adivinanza: ¿La “n” va antes o después de la “d”? Lo único que faltaba es que como broche postrero de lo que ha sido una larga polémica sobre un par de letras, ahora el Senado se ocupe en sumarle más leña a un fuego que estaba saludablemente extinguido. Pero hay otro error en ese desgraciado mensaje:



No sólo escribieron mal la palabra “Brandsen”, también el senado decidió restituirle el cargo de coronel, que, como se ha repetido más de una vez, es el nombre de la estación, pero no del pueblo ni del distrito. Son dos yerros que llaman la atención, aunque hay algo más grave todavía: ¿cómo puede ser que la Cámara de Senadores de la Provincia proceda a oficializar la fecha del nacimiento de un pueblo, sin haber respetado los muchos s pasos y las diversas instancias que se deben superar para alcanzar esa meta.

Si el 22 de junio -como todo parece indicar- es realmente la fecha de creación del pueblito, ¿por qué apresurarse a oficializar algo que recién se está tramitando? El Senado hace a un lado toda la normativa que exige aprobar una efeméride histórica y en un arranque de informalidad le acaba dando chapa oficial lo que hasta ahora es nada más y nada menos que una propuesta bien rastreada y bien fundada. Por supuesto que la gente del Consejo Patrimonial de Brandsen, que motorizó y concretó esta investigación, se habrá sentido de alguna manera reconfortada por la ocurrencia del Senado de avalar de algún modo su investigación.



Pero es inexplicable que el Senado, al que nadie convocó, haya apelado a una corazonada o a un simple pálpito para ponerle punto final a lo que está en desarrollo. Descuido inadmisible de un poder oficial que no se puede manejar por presunciones. Seguramente alguien podrá explicar qué quiso hacer, pero de ninguna manera logrará eliminar la sensación de irresponsabilidad y de improvisación que ha provocado esta obra maestra de la imprudencia y de la precipitación.

Semanario Tribuna 26-06-2021


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here