El Hogar de Cristo del Sagrado Corazón presentó una valiosa propuesta social

869

LA IGLESIA INICIÓ UN PROYECTO COMUNITARIO EN LA PARADA

El miércoles 10 de marzo al mediodía el intendente Daniel Cappelletti mantuvo, en el despacho municipal, una audiencia con el padre Juan María Menchacabaso, párroco de Santa Rita de Cascia y Santa Teresita del Niño Jesús, con el propósito de avanzar en un trabajo conjunto en el barrio La Parada. El sacerdote asistió junto a Claudia Agüero y Lucrecia Guzmán, miembros del grupo Hogar de Cristo.

PROPUESTA

En una carpeta entregada al Intendente el grupo define sus objetivos y detalla las acciones emprendidas. Explican que el obispo Carlos H. Malfa se encuentra comprometido con este proyecto “y ha puesto a nuestra disposición unos terrenos ubicados en el barrio La Parada, para sembrar la semilla que nos hace Hogar de Cristo, iglesia en salida y para los más necesitados de la misericordia de Dios”.

En tal sentido ya se realizó la primera misa, después de mucho tiempo, en el sitio destinado. Se trata de un oratorio en el barrio La Parada donde comenzaron a trabajar, “uniéndonos todos, porque somos conscientes de que la salida es comunitaria”. Y expresaron que se encuentran “abiertos siempre al otro, con los más rotos en el centro”.


Por último acotaron que el Hogar de Cristo acompaña desde diversos lugares: “acceso a la salud física y mental; reconocerse persona y amarse; vincularse con los demás y con Dios”. Lo definen como “vidas con proyectos y autonomía”. De esta manera se propone una intervención centrada en la persona, creando vínculos, generando sentido de pertenencia (autonomía, autocuidado, cuidado colectivo) y sin recetas, porque cada uno tiene su singularidad.

Se realizan actividades de recreación, juegos, deportes y vida en la naturaleza. Los centros barriales son una respuesta pastoral y un modo de vivir la iglesia –se definen-. “El equipo escucha a las personas y sus realidades, acuerda criterios de intervención, divide tareas y roles y se reúne para cuestionar sus prácticas; es abierto”.

Una expresión muy gráfica dice que este tipo de inquietud “es la iglesia entre las casas (…) y que el barrio es el templo sin ladrillos”. El Intendente valoró la propuesta de alto contenido social y se comprometió a brindar apoyo desde el Municipio para sostener la iniciativa.


HUERTA

Una alternativa de gran interés, de cara a la huerta, es el taller de compostaje. El mismo está a cargo de una vecina del barrio -los martes- enseñando la importancia y el respeto a la tierra y cómo colaborar en la reconstrucción del suelo, reciclar, separar residuos, realizar un cajón para lo orgánico etc. Otras acciones: espacios de música, escucha de la palabra de Dios y reflexión


Por Guillermo E. González – InfoBrandsen |info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí