Carta de Lectores: Antonio Tourville

En el mundo hay dos sistemas de gobierno, en uno, el gobierno es el poder económico, que gobierna a través de sus representantes, llámense presidentes, primeros ministros, legisladores, dueños de medios de comunicación, asociaciones comerciales, industriales, rurales, financieras, eclesiásticas, por nombrar algunas. En el otro, el gobierno es conducido por representantes del Pueblo y en algunos casos por un líder o una líder.

Ejemplos de líderes de sus Pueblos en la historia hay muchos, Lincoln en EEUU, Churchill en Inglaterra, De Gaulle en Francia, Lenin en Rusia, Castro en Cuba, Ortega en Nicaragua, Gandhi en India, Mao Tse Tung en China, Mandela en Sudáfrica, Chávez en Venezuela, Morales en Bolivia, Correa en Ecuador, Lula en Brasil, Perón en Argentina y tantos otros. Que estando o no estando en el gobierno, estando vivos o muertos, siguen conduciendo a sus pueblos.



Estos líderes tienen propiedades que los hacen únicos, una personalidad avasallante, una inteligencia superior, una vasta sabiduría, una historia de lealtad a su Patria y a su Pueblo y por sobre todo, una capacidad de amar y ser amado única. Esto hace que el Pueblo los admire, les crea, esté orgulloso de ellos, los ame y los haga su bandera y su esperanza.

Por eso el Poder Económico y sus lacayos les temen, porque saben, como lo enseña la historia, que son guía de los Pueblos para sacudirse el yugo de los que los explotan y esclavizan. En nuestro país tuvimos un líder, descomunal, que dio derechos y futuro a su pueblo y para combatirlo tuvieron que recurrir al genocidio homicida y luego de ser derrocado realizaron una fabulosa campaña de desprestigio.

Pero de nada les sirvió, el pueblo lo siguió amando y obedeciendo su conducción. Desde allí, desde la más vergonzosa de las proscripciones, decidió todas las elecciones que se realizaron. Hasta el paroxismo de anular una porque habíamos triunfado. Entonces dijeron, hay que crear líderes que nos sirvan y así apareció el Peronismo sin Perón, comandado por un sindicalista muy parecido al que ahora postula un Peronismo sin Cristina y fracasaron.

Luego crearon fundaciones y candidatos televisivos, que con ponchos y globos confundieron al pueblo un rato, pero a poco el pueblo los abandonó. Por esas cosas que tiene la vida, el Pueblo conoció una hermosa mujer, que tenía todo lo que tiene que tener una líder y más, porque al quedarse sola en la vida, con dos pichones, insultada y perseguida, se agrando aún más y terminó de enamorar al pueblo, que la hizo su líder.

Al percatarse de eso, el cipayaje comenzó a tratar de instalar que era corrupta, vanidosa y ladrona. Para ello utilizaron un viejo método ya usado con Evita, que era mostrar zapatos, carteras y vestidos y como con Evita fracasaron. Entonces pusieron el Servicio de Inteligencia de la Nación para espiarla, creando testigos falsos, peritos truchos, arrepentidos aterrorizados y una justicia servil.

Fueron relatando todas estas comedias baratas por los medios del oligopolio, las cuales eran receptadas por legisladores cipayos, que las transformaban en causas, que desafiando la teoría científica de las probabilidades caían como por embudo en un único juzgado. Y fracasaron, porque no pudieron encontrar ni con excavadoras o equipos de demolición, una sola prueba que encajase en la entelequia creada. Y sus famosas causas se van cayendo como fruta podrida, tan podrida como sus morales e ideales.

Ahora vuelven a su vieja receta, el Peronismo sin Perón, que ahora es el Peronismo sin Cristina. Antes fue un tal Vandor, hoy es un tal Daer. Lo que no entienden es que a los líderes no se los puede destruir, porque son amor, confianza, orgullo, ideales, esperanza, pasión y estas cuestiones son indestructibles.

Por nuestra América anduvo un Inca que resistió con su pueblo que lo hizo líder, al imperio .Y por ello lo mataron, a él y a toda su familia, desde niños hasta abuelos, los cortaron en pedazos y pusieron en todas las aldeas esas partes clavadas con cañas, para que el pueblo aprendiera. El pueblo aprendió cómo le enseño su líder y siguió resistiendo.

El 12 de octubre se conmemoró el Día del respeto a la diversidad cultural y no el día de la raza que nos quisieron imponer a sangre y fuego.

El líder inca Tupac Amaru triunfó y el imperio ibérico mordió el fango de la derrota.

Nuestra Cristina ya no puede ser alcanzada por estos viles mediocres, porque es LÍDER, es decir, es un sentimiento, una esperanza, un ideal.

Dr. Antonio Tourville


Información compartida a la Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here