En su edición de hoy el SEMANARIO TRIBUNA publica una cantidad de casos de acoso sexual que debe preocupar claramente a las autoridades. En los mismos están involucrados familiares y docentes de las víctimas, todas menores de edad.

EL VIERNES EN CÁMARA GESELL. TRES CASOS DE ABUSO CONFIRMADOS

En lo que el fiscal Mariano Sibuet definió como una problemática “cíclica y continua”, el viernes pasado se confirmaron otros tres casos más de menores abusadas por familiares; en este caso, un padre biológico, un padrastro y un tío, el que llegó más lejos ya que estuvo a poco de abusar de su sobrina con acceso carnal. Las entrevistas se realizaron durante la jornada del viernes en el subsuelo del edificio de Tribunales de la Plata, en 7 y 56, y Sibuet estuvo presente como oyente, de todas ellas.

    “De las tres, dos fueron en zona rural, la del padrastro y el tío, y la del padre en el égico urbano”, detalló el letrado, quien otra vez está subrogando la fiscalía de San Vicente.

DENUNCIA DE LA DIRECTORA

   Todas las menores tienen entre 12 y 13 años en la actualidad y si bien fue el caso del tío el único que casi tuvo acceso carnal –“la nena se defendió a las patadas”, detalló Sibuet. Trascendieron algunos detalles del caso de la niña que vive en la Ciudad.

Según se supo, quien radicó la denuncia fue la directora de la escuela a la cual acudía la menor, quien en el momento de los abusos tenía 11 años y cursaba sexto grado, último de la primaria.

    En este caso, como en el del padrastro, la menor sufrió tocamientos y su mayor a cargo hacía que lo tocara, “amenazándola para que no dijera nada. De hecho, en el caso de la menor de la ciudad, desde el colegio le contaron a la madre lo que les había transmitido la menor pero la madre no le dio mucha importancia”, dijo el fiscal. Padre y madre de la menor en cuestión viven juntos por lo que ella ahora está en la casa de su abuela.

A raíz de la inacción de la madre, fue la directora del establecimiento quien radicó la denuncia y la asesora de menores de La Plata instó las acciones legales correspondientes.

La cámara Gesell, vale recordar, es una habitación acondicionada para permitir la observación con personas y está conformada por dos ambientes separados por un vidrio de visión unilateral, los cuales cuentan con equipos de audio y de video para la grabación de los diferentes experimentos. Por ello, antes de ser sometidas a este cuestionario, las menores habían tenido entrevistas previas con psicólogos, quienes consideraron que estaban en condiciones emocionales de declarar; “las denuncias son del año pasado y se demoraron un poco porque al no haber acceso carnal es más engorrosa la comprobación”, determinó Sibuet. 

UN CASO A JUICIO ORAL

Días atrás, más precisamente el 12 de abril, se supo que la elevación a juicio oral que pesaba desde septiembre pasado sobre H.F.C., por abuso simple y suministro de material pornográfico sobre su hija de por entonces 2 años, se amplió por la  desobediencia en la que incurrió, cuando persiguió a la madre de su hija, tras pesar sobre él una restricción perimetral sobre la nena y la mamá. La causa la tiene el Tribunal Oral Criminal N°3 de La Plata, “y aún no se sabe cuándo podrá realizarse porque hay mucha demora por los casos de juicio por jurados”, agregó Sibuet.

En el caso de la menor, por su corta edad, no pudo haber cámara Gesell, “pero la madre la mandó con una psicóloga especializada”, dijo.

La causa es de diciembre de 2016 y se elevó a juicio tras la indagatoria en septiembre de 2018; el abuso contempla penas de hasta 20 años de prisión.

Publicado en Semanario Tribuna


Información compartida a la Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499
info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Calificación: 1.0/5. De 1 voto.
Please wait...

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here