La concejal de Juntos por el Cambio habló sobre la tasa que propuso el oficialismo, habló de falta de limpieza y aseguró que Raitelli no se encontró con un “municipio vaciado”.

El sábado por la mañana, la edil Graciela Neira (Jxc) dialogó en el programa Grassi.com. Allí fue consultada por cómo ve la gestión de Fernando Raitelli y sobre la discutida tasa del 2% sobre los combustibles, entre otros temas.

«Cuatro meses no son suficientes para evaluar completamente una gestión municipal», comentó, reflejando una visión que enfatiza la complejidad de administrar una localidad. Sin embargo, señala algunas preocupaciones iniciales, entre las que destaca el estado de la limpieza urbana. «Lo veo un poco sucio», admite, señalando acumulaciones de ramas y otros desechos que no se están recolectando de manera adecuada.

Además, Graciela y la oposición expresan inquietudes sobre los recientes aumentos de tasas, especialmente el aumento del 40% y el nuevo impuesto del 2% sobre combustibles. Se cuestionó la efectividad y la equidad de estas medidas, así como su impacto en los ciudadanos de Brandsen.

«Es una tasa que en realidad, como está redactado el proyecto, parece ser un impuesto porque no hay una contraprestación. Todavía no decidimos al 2% votarlo en contra nosotros queremos es hablar», aclaró.

Sobre el aumento del 40%, Graciela explica que está dentro de las atribuciones del Ejecutivo, pero plantea la necesidad de un debate sobre su justificación y sus consecuencias para los residentes, especialmente en un contexto económico difícil. «El municipio está muy complicado. Todos sabemos cuál es la situación a nivel nacional y provincial y el impacto que tiene eso en el municipio, pero también sabemos que el vecino tiene el bolsillo flaco».

A pesar de estas críticas, la oposición enfatiza su disposición al diálogo y a buscar soluciones colaborativas. «No estamos cerrados», afirma Graciela, destacando la importancia de encontrar un equilibrio entre la necesidad de financiamiento municipal y la capacidad de pago de los ciudadanos.

Respondió a las consultas sobre los dichos del Ejecutivo sobre las deudas y situación desoladora con la que aseguran haber encontrado a la Comuna: «Yo creo que no es un municipio vaciado, esa no es la verdad completa. No tengo la información exacta de qué pasó en cada área, pero cuando habla del edificio del hospital, que es un desastre y el hospital creció un montón, mejoró muchísimo».

Además de los desafíos financieros, se señalaron otros problemas pendientes, como los barrios cerrados que no cumplen con sus obligaciones legales y la necesidad de mejorar la recaudación municipal. «Yo creo que habría que comunicarse con los contribuyentes que tienen mucha deuda», subrayó.

Y ejemplificó con lo sucedido en el HCD, siendo hasta diciembre último la presidente del Cuerpo: “En el Concejo Deliberante nosotros dejamos todo lo que se necesitaba y la primera semana nos dijeron que no había nada, entonces la verdad que me genera dudas todo esto”.  Además, le parece que el intendente “está siendo un poco agresivo” con respecto a ese tema.

Finalizó la charla con el deseo de estar más cerca de la gente sabiendo el desafío que eso implica: «La posición nuestra es muy compleja porque nosotros tenemos que ser responsables para que el municipio pueda financiarse, pero además tenemos que cuidar al vecino. Esta es nuestra doble función».

Escuchá la nota completa

Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Sumate a nuestro canal: Comunidad InfoBrandsen/a>
Envianos un mail a:
info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen


Comentarios Facebook