El aire «fresco» de la Bonaerense en Monte

196

Por Horacio Cecchi – Página12

Por el crimen del ecologista Carlos Castello, en Lobos, en 2008, ya fueron condenados dos peritos policiales e investigan a uniformados, entre ellos al comisario Marcelo Silveyra, que el 1º de junio puso en funciones a la nueva plana mayor de San Miguel del Monte, después de la Masacre.

Silveyra, a cargo de la Departamental de San Vicente, puso en funciones el “aire fresco” de la Bonaerense en Monte.
Silveyra, a cargo de la Departamental de San Vicente, puso en funciones el “aire fresco” de la Bonaerense en Monte.

El acto se hizo el 1º de junio pasado, sobre la esquina misma de Zenón Videla Dorna y J.J.Sarden, junto al mástil de la sede de la Policía Comunal de San Miguel del Monte y con el marco de una marcha de familiares y vecinos en reclamo por la Masacre del 20 de mayo pasado. Frente a la puerta (cerrada) de la comisaría, fueron puestos en funciones el nuevo jefe de la Comunal, el comisario Daniel Bogado, y el subcomisario Marcos Panatti, a cargo de la jefatura de Estación. Ambos fueron presentados como el viento fresco aportado por el ministro de Seguridad de la gobernadora María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo. Quien los presentaba en persona era, desde el 23 mayo, también viento fresco y jefe de la Departamental de San Vicente, Marcelo Gabriel Silveyra.

Lo de viento fresco le duró poco: fue citado junto a otros ocho policías, para hoy y mañana, a prestar declaración en la causa por homicidio del ecologista Carlos Castello, de Lobos, ocurrido en octubre de 2008 y en el que ya fueron condenados dos peritos de la Bonaerense por modificar pruebas, falso testimonio y encubrimiento.El destacamento de Lobos se encuentra en el cruce del Acceso a Salvador María y la avenida Costanera que conduce a la Laguna de Lobos. Entrando hacia la laguna, a unos 100 metros y después de un codo de la Costanera, se encuentra la casa del ecologista Castello. Allí fue hallado su cuerpo el domingo 19 de octubre de 2008.

Durante varios años, la información oficial señaló que Castello se había suicidado de un disparo en la cabeza. Su hermano, Eduardo Castello, rechazó desde el inicio la hipótesis oficial. El ecologista encabezaba reclamos de vecinos contra el peaje propuesto por la intendencia en acuerdo con el club de Pesca de Lobos sobre el único acceso público a la laguna. Las sospechas apuntaron sobre los integrantes del destacamento de Lobos.Entre ellos se encontraba Silveyra, el ahora viento fresco de Ritondo.

El caso de Castello tuvo una trama muy difícil de desenredar porque en el inicio la información sobre el suicidio, las pruebas que aparecían en la escena, el hecho de que la casa estuviera cerrada por dentro y, sobre todo, el informe de tres peritos médicos que avalaban la hipótesis del suicidio dejaban poco margen para plantear dudas.Eduardo Castello, acompañado por Margarita Jarque y Pedro Arzumendi, de la Comisión Provincial por la Memoria, y abogados particulares, entre ellos Marcelo Parrilli, se empeñó en la búsqueda de pruebas que desarmaran la historia oficial. Logró abrir una hendija cuando un fiscal de Berazategui, Ernesto Ichazo, tomó el caso, impulsó peritajes de la Gendarmería y logró demostrar que Castello había sido secuestrado, golpeado y asesinado. Y que las pruebas halladas en el lugar del hecho eran truchas, el arma había sido plantada, lo mismo que el supuesto proyectil, además de las manchas de sangre en un sillón que luego se demostró que eran de origen animal.

El 7 de junio, el juez Diego Tatarsky, titular del juzgado Correccional 5 de La Plata, condenó a los peritos de la Bonaerense Jorge Antonio Alvarez Ceballos y Karina Marcela Sabules, el primero a 2 años y 4 meses y la segunda a un año y medio, por falsedad en sus declaraciones.»Aunque las condenas son bajas, es muy importante –señaló Margarita Jarque a Página|12– que se haya juzgado a médicos de policía, que no escapan al espíritu corporativo con que la policía se maneja en este tipo de causas, como también el pedido del fiscal de investigar la actuación de una auxiliar de fiscalía.

A quién encubrían? Nueve policías del destacamento de Lobos fueron citados a declarar por la fiscalía. Tres de ellos lo hicieron hoy. Los otros seis, mañana. Todos pertenecen a la guardia del destacamento de Lobos, en funciones el 19 de octubre de 2008, cuando se entiende que ocurrió el crimen. Entre los seis bonaerenses citados figura el actual jefe de la Departamental de San Vicente, Marcelo Gabriel Silveyra, el mismo que designó a la nueva cara de la Bonaerense en Monte.

Por Horacio Cecchi – Página12


Comunidad InfoBrandsen
info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Calificá esta Publicación.
Please wait...

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here