La Junta Vecinal que se formó para reactivar esa vía renovó su inquietud al comprobar que aumentaron las ocupaciones ilegales.

Las usurpaciones a lo largo del ramal ferroviario La Plata – Brandsen bloquean cualquier intento de recuperar ese trayecto. Así lo aseguran los integrantes de la Junta Vecinal que se creó hace casi una década para revitalizar ese tramo. Las zonas más complicadas son las de Hernández, Melchor Romero y Abasto.

Hace cinco años la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata realizó un relevamiento sobre el ramal y la posibilidad de ponerlo otra vez en marcha.

En el relevamiento se evidenció que existen “dos tipos de intrusiones que se diferencian por las características de la construcción emplazadas sobre el trazado. A su vez, estas características tienen que ver con el nivel de ingreso de los ocupantes de la traza, que hace variar el motivo de la intrusión: dormitorio o recreacional. A modo de ejemplo, en las proximidades de la estación Ringuelet, las construcciones son de materiales perdurables como el hormigón y su objeto es el de la extensión del terreno y uso recreacional como puede ser una piscina. Por otro lado, en zonas de ingresos más bajos, como se observa en las proximidades de Melchor Romero, el objeto de la intrusión es habitacional con construcciones de menor perdurabilidad”, aseguran los profesionales que participaron del trabajo.


Lejos de mejorar la situación, todo ha empeorado. Según Hugo Martínez, ferroviario jubilado hace pocos años e integrante de la Junta Vecinal por la vuelta del tren La Plata – Brandsen, “las usurpaciones crecieron. No está la totalidad tomado, pero si en gran parte. Creemos que sin voluntad política es imposible llevar a cabo este y cualquier otro proyecto. Quizás podrían tomar como ejemplo el caso del ramal Belgrano, donde allí hicieron la desocupación de las vías en forma ordenada y se pudo recuperar ese ramal”.

Desde fines de agosto de 2013 que los vecinos e instituciones pugnan por reabrir este ramal. Hicieron gestiones ante el gobierno nacional y el gobierno bonaerense, pero hasta el momento no han logrado resultados y ya están al “borde de la resignación”.

El ramal tiene 39 kilómetros desde Ringuelet hasta Brandsen, fue de “suma importancia para La Plata y funcionó desde 1883 hasta 1978 para pasajeros y cargas de la línea general Roca. Luego, siguió habilitado sólo para cargas hasta el año 1998, aproximadamente”, indicaron en la Junta Vecinal.

Fuente: El Día


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen


Comentarios Facebook