Daniel Cappelletti: “Los comercios no son los generadores del proceso inflacionario. Me parece una barbaridad que se piense en una cosa de este tipo”

365

Declaraciones del Jefe Comunal de Brandsen para Letra P en el marco de las medidas lanzadas por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires para evitar que la inflación siga creciendo.

En el marco de las medidas que el Ejecutivo bonaerense lanzó para combatir la escalada inflacionaria, en la Legislatura provincial el Frente de Todos (FdT) definió darle un renovado impulso al proyecto de ley que apunta a monitorear, detectar y sancionar los abusos de precios, otorgando facultades a los municipios para inspeccionar y juzgar. Esta iniciativa, elevada por el senador Francisco Durañona que tuvo su aprobación en la Cámara alta en 2020 pero que perdió estado parlamentario al no abordarse en Diputados y fue relanzada con el apoyo de la Secretaría de Comercio Interior que conduce Roberto Feletti, abre una grieta entre intendentes del oficialismo y de la oposición.

Algunos jefes comunales del FdT ya recibieron la convocatoria para el próximo jueves en el Senado, donde el oficialismo intenta darle musculatura a la iniciativa y adentrarse en los mecanismos de aplicación en el territorio. Mientras, intendentes del PRO y de la UCR se suman al rechazo que ya expresaron integrantes de la tropa legislativa opositora.

“Es bueno que nos den intervención a los intendentes, porque somos el primer mostrador; es positivo que tengamos la posibilidad de ayudar a nuestros vecinos y vecinas y que haya un control de estas características, sea de góndolas o precios”, dijo a Letra P el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, quien enfatizó que “la gente no solo pregunta por ABL, sino también por educación y seguridad; por los precios, la economía y la inflación, y ahí no está la Nación ni la Provincia, están los intendentes”.



Descalzo contó que suelen realizar acciones para que la ciudadanía acceda a productos con precios accesibles. “Hacemos nuestra propia canasta con los comercios locales, llegamos a algún acuerdo”, indicó. De todos modos, consideró que el timón de estas acciones tiene que estar en las esferas nacional y provincial.

En el interior, el intendente de Salto, Ricardo Alessandro (FdT), también respaldó la iniciativa, aunque mostró cautela: “Que los intendentes tengamos injerencia no me parece mal. Ya están descentralizando de tal manera que tenemos que tener injerencia en todo, pero habría que ver la logística. Tenemos que tener montada una estructura de inspectores que hoy no tenemos”, advirtió a Letra P al dar cuenta de un plantel de inspectores acotado que actualmente se aboca al tránsito.

En el arco opositor, las posiciones son diametralmente opuestas: “Darle facultades a los intendentes para un mayor control de precios no va a terminar con el problema de la inflación, que se resuelve con políticas económicas previsibles, estables y efectivas”, enfatizó a Letra P el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola (UCR), quien graficó: “Es como que nos manden a controlar la temperatura de un paciente: por más que midamos la temperatura, si no se ataca la causa de la fiebre es imposible que la temperatura baje”.

Otro intendente de la tropa radical, el de Brandsen, Daniel Cappelletti, subrayó a este medio: “Los comercios no son los generadores del proceso inflacionario y mucho menos los formadores de precios. Que hay una parte de la cadena que lo es, no tengo dudas, pero no son los comerciantes. Me parece una barbaridad que se piense en una cosa de este tipo, no lo comparto para nada”.

Por su parte, el jefe comunal PRO de Coronel Rosales, Mariano Uset, refutó: “Ninguna política puede salir a destruir al almacenero del barrio, por lo tanto, no me parece que sea algo que tengamos que hacer nosotros. No creo que pase por sostener una ficción de precios que no se sostiene ni siquiera a nivel distribuidores. Habrá otras medidas para contener la inflación que no sea que cerremos a los almaceneros”, subrayó a Letra P para sentenciar: “No estamos dispuestos a decomisar mercadería ni a meter sanciones de 10 millones de pesos”, en alusión a la multa máxima que contempla el proyecto.

Uset también hizo una lectura en clave política: “Pensando mal, podría suponer que todo esto termina con que la culpa la tenemos los intendentes que no controlamos”. Ante eso, apuntó: “La guerra contra la inflación no es esta, los intendentes matando a los almaceneros de barrio, ni transmitiéndonos la responsabilidad del fracaso de la guerra contra la inflación”. El intendente de Rosales sostuvo que en su comuna trabajan con la red local de almaceneros y que, en esa coordinación, pueden ver la facturación de los productos que recibe el almacenero de sus distribuidores y -dijo- “muchas veces los precios que proponen las políticas centrales están por debajo de los precios que los distribuidores mayoristas le proveen al almacenero del barrio”.

También de la tropa amarilla, el lanunense Néstor Grindetti arremetió contra el proyecto en redes: “Quiero decirles a los más de 6 mil comerciantes de Lanús que este intendente ni ningún agente municipal van a perseguirlos ni cerrar ningún comercio de barrio. El Frente de Todos está desesperado porque no sabe cómo contener la creciente inflación”. En esa línea, el juninense Pablo Petrecca expresó al diario local La Verdad: “El gobierno no tiene ni un plan económico ni contra la inflación. Echar culpas no sirve, mucho menos a la despensa o al almacén de barrio que nada tiene que ver con la formación de precios”.

Fuente: Letra P.


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook