Cuando conoció Domselaar, la Oficial Principal Karina Olmos no dudó que era el lugar donde quería vivir con su familia luego de varios años de residencia en La Matanza: un sitio tranquilo sin la vorágine del conurbano, donde sus tres hijos pudieran crecer con mayor tranquilidad.

  Un tiempo después de instalarse en las afueras de la vecina localidad, en setiembre de 2019 logró conseguir el traslado a la Comisaría de la Mujer y la Familia de Brandsen, dependencia de la que está a cargo desde abril pasado.

    En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, nos concedió una entrevista en la que contó cómo es el trabajo que llevan a cabo en esta área y la manera en que asisten a las víctimas.

– ¿Desde cuándo trabajás en lo que respecta a la violencia de género?

– Desde el día que egresé de la Escuela de Policía “Juan Vucetich” en 2006. Formé parte de la segunda camada que se especializó en políticas de género. Fui destinada a la Comisaría de la Mujer de La Matanza, con asiento en San Justo, cuando ese distrito tenía una sola seccional de este tipo (hoy cuenta con tres). Luego cumplí funciones en Gregorio de Laferrere, Berazategui y Quilmes hasta llegar a Brandsen.

– Venís de trabajar en lugares con diferentes problemáticas. ¿Con qué te encontraste en Brandsen?

– Me encontré con otro ritmo de trabajo, pero sobre todo con que las personas se manejan de manera diferente, con otro trato, con más respeto para con el policía. Además, hallé un acompañamiento del Juzgado de Paz y la Fiscalía Descentralizada que en otros lugares no los hay, no por mala predisposición sino por el cúmulo de trabajo que tienen.

– ¿Cómo está la situación de Brandsen con respecto a otros lugares?

– Es mucho más leve porque es una ciudad chica, pero acá tenemos la ventaja que la violencia es más detectable, que no está naturalizada y que la gente tiene mucha conciencia en cuanto a lo que es género.

– ¿Por qué ocurre eso?

– En general, las personas de acá se conocen entre sí y saben la situación de los otros. Otro de los factores que la violencia sea más detectable se da en que los chicos en la escuela, por ejemplo, generan otro tipo de confianza con el docente y le cuentan cuando tienen un problema de este tipo. Incluso, a veces, son los mismos docentes los que notan cuando un alumno atraviesa alguna situación y se lo comunican al gabinete psicopedagógico escolar, y éste a nuestra comisaría.

– Uno está acostumbrado a escuchar sobre la violencia física y los abusos. ¿Qué otros tipos de violencia de género hay?

– Se encuentran la verbal, que se da muchísimo; la psicológica, la reproductiva, el sometimiento, la violencia económica, la patrimonial y, algo muy común hoy, el acoso de todo tipo, más que nada el sexual.

– ¿Cómo se puede denunciar?

– Toda persona que sufra violencia o la vulneración de cualquier derecho contra la mujer tiene la obligación de radicar la denuncia en nuestra comisaría. A veces, al tener más confianza, se lo puede comentar al personal de salud o de educación, que, como dije anteriormente, se comprometen y después vienen a hacer la denuncia. A partir de allí nos hacemos cargo.

– ¿Y si no quiere hacerla?

– Cuando la persona no está convencida de radicar la denuncia, se la entrevista y luego comienza un seguimiento del caso. Hay equipos para eso, como el Programa Municipal para el Abordaje de la Violencia de Género e Intrafamiliar y el Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos de Niños y Adolescentes, y se hace un acompañamiento hasta que esa persona se sienta fuerte para hacer la denuncia. En esos equipos trabajan, por ejemplo, abogados, psicólogos y asistentes sociales.

– Si un familiar, amigo, amiga o compañero de trabajo ve que una persona es víctima de violencia de género. ¿Puede radicar una denuncia?

– Por supuesto. Tras eso nos ponemos en contacto con la víctima y se la consulta si quiere instar a la acción penal. En caso que responda que no, igualmente se le hace el seguimiento y se informa al Juzgado de Paz. También se le comunica al personal de aquel programa.

– ¿Además de este programa y el Servicio Local, con qué otros organismos del Estado trabajan desde la Comisaría de la Mujer y la Familia?

– Con toda la red contra la violencia de género, que también está conformada por el área de Educación, el Juzgado de Paz y la Fiscalía Descentralizada. Nuestra labor es de manera mancomunada. Lo bueno es que no nos encontramos con trabas desde ninguna de estas áreas y siempre se busca la solución para la víctima.

– ¿Qué sugerencia les das a las personas sobre la violencia de género?

– A quienes tengan alguna duda, ya sean víctimas o por conocimiento de algún caso, aunque no quieran hacer la denuncia les sugiero que llamen a nuestro número (02223) 442611 o vengan a conversar con el personal de la Comisaría de la Mujer y la Familia. Acá se les van a explicar los alcances de la ley y cómo se las puede ayudar.

Entregaron folletería en la puerta de la Comisaría de la Mujer

Por otro lado, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, personal de la Comisaría de la Mujer y la Familia de Brandsen entregó folletería en la puerta de esta dependencia.

Esta tarea estuvo a cargo de su titular y el resto de quienes cumplen labores en la seccional

Prensa Seguridad Brandsen


Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here