Semanario Tribuna – 26-09-20

Con Nano Sacchi, recientemente recibido de ingeniero agrónomo en plena pandemia

Entre las miles de circunstancias que la inesperada, violenta e inconveniente irrupción del Covid19 tuvo en nuestra rutina diaria, la experiencia educativa sin dudas que fue, y sigue siendo, una de las que suscitan mayores debates e intercambio de opiniones.   

Más allá de las opiniones a favor o no del regreso a las aulas de los más chicos, para los no tan chicos, un poco más cancheros en lo que a intercambios sociales en el mundo virtual implica, estos cambios significaron una readecuación de sus rutinas y sus esquemas.     

Con gran apoyo de la comunidad educativa, las universidades continuaron, aún con las dificultades que ello implica, tomando exámenes y cursando materias de manera virtual y en ese contexto, el miércoles 16 Emiliano Sacchi, Nano para todos, se recibió, luego de un final por Zoom con sus profesores, de ingeniero agrónomo en la Universidad de La Plata. 

 Si bien el final fue con fitopatología, a Nano le tocó rendir sus últimos 5 finales bajo esta modalidad de aula virtual con sus docentes, desde la comodidad de su casa, pero también con la tensión que implican los cortes súbitos de señal, las malas conexiones o las complicaciones con los audios. 

  ACOSTUMBRADO

    “De a poco le fui tomando la mano a los exámenes por Zoom e inclusive a estudiar por ahí con mis compañeros de estudio”, comenzó contando este flamante ingeniero agrónomo de 26 años recién cumplidos.   Al principio, con todo este nuevo escenario, Nano se enojó “bastante porque se cortaba internet, o se cortaba la luz y a veces me perdía cosas con mis amigos porque se escuchaban mal los micrófonos, pero la verdad que le estamos muy agradecidos a la facultad porque más allá de todas estas complicaciones logró organizarse bien y no perdí ninguna mesa de exámenes”.   


Además de los 5 exámenes, que lo tuvieron ocupado y expectante, Nano también experimentó las dificultades de la cursada virtual del otro lado del mostrador; él es ayudante de cátedra en una materia de la carrera “y la verdad que aunque le pongamos toda la mejor voluntad, a veces las cosas se complican. Lo que solemos hacer en las cursadas es sobre todo evacuar consultas de las tareas que le damos a los alumnos y cambian la dinámica de las clases”, dijo.

EXAMEN Y FESTEJOS

   En el living de su casa; más cómodo imposible. Así rindió su último final Nano, pero pese a ello “para mí fueron más los nervios por cuestiones de logística, como ser la conexión a internet, entre otras cosas. Este último final, para colmo, tiene una parte escrita que se hace en la compu y otra oral pero más allá de todo por suerte salió todo bien”, agregó; su nota fue un 8.   

No es muy amante de los festejos, Nano; por eso no avisó a demasiadas personas que el del miércoles pasado era su último final; mientras rendía, su madre, Susana, merodeaba por la casa “y cuando terminé cerca del mediodía le dije que me había recibido y vinieron mis hermanos y mis sobrinos a saludarme pero no mucho más”, contó el ahora profesional.   

Esa noche fue de cena familiar, “pero el sábado, aprovechando que el día estuvo lindo, invité a algunos amigos a mi quinta al aire libre y estuvimos ahí hasta la tardecita y zafé de los huevos; solamente me pelaron”, finalizó Nano, con toda la profesión por delante y en pleno proceso de búsqueda. 

Semanario Tribuna – 26-09-20


Información compartida a la Comunidad InfoBrandsen
WhatsApp: 2223508499 Unite a nuestro grupo
Envianos un mail a: info@infobrandsen.com.ar
Seguinos en Instagram: InfoBrandsen
Seguinos en FaceBook: InfoBrandsen
Seguinos en Twitter: @InfoBrandsen

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here