Con Jaquelin Chocor, madre de Mía Martínez

ACLARACIONES Y COMPÁS DE ESPERA

Publicó Semanario Tribuna

El finalmente postergado juicio oral por la macabra muerte de Mía, la nenita de 8 meses, presuntamente abusada y asesinada por su padre, Ariel Ramírez, reavivó la causa y puso otra vez en tema en boca de una comunidad aún ávida de justicia.
La postergación, dicho sea de paso, se debió a que la defensa de Ramírez renunció y tomaron la causa otros letrados, quienes pidieron tiempo para leer la causa, lo cual les fue concedido.

Tribuna, por primera vez, dialogó sobre la actualidad y lo que pasó con su madre, Jaquelin Chocor, quién enfrenta días de expectativa y dolor, no solo por tener que revivir aquellas lejanas pero impensadas horas de desasosiego y por, ahora, encontrarse con una ingrata sorpresa en el cementerio – ver aparte – de paso para aclarar algunas cosas que circularon y que no son tal cual se comentan.

La motivación de la entrevista, en principio, era dejar en claro algunos datos brindados por la fuente de la investigación y que no se condecían con lo que realmente había pasado, en concreto que no fue Jaquelin quien llevó a la niña al hospital y que los golpes que tenía en el cuerpito eran recientes “y no de 4 o 5 días antes” comentó a Tribuna.

Todavía debe soportar, además del dolor incomparable por la muerte de su hijita, alguna condena callejera, sobre todo de personas relacionadas a su ex pareja, sobre quien pesa la carátula de abuso seguido de muerte; de todas formas, si bien las sospechas son fundadas y pocos creen que Ramírez sea inocente, “todavía no se cotejaron el ADN de Mía con los de Ariel”, dijo la mujer.

Vale mencionar que Mía era hija biológica de Ramírez pero tenía el apellido de la pareja de Chocor al momento de su nacimiento, Iván Martínez, cuyos padres ayudaron en todo momento y estuvieron muy presentes tanto cuando estaba viva, como una vez ocurrida la trágica muerte; “más allá de las diferencias que podamos tener, son muy buenas personas”, se encargó de aclarar Jaqueline madre de una nena de dos años.

CONDENA SOCIAL

Existió, y aún existe – dijo Jaqui – una condena social para con la madre de Mía “porque algunas personas se encargaron de dudar de mí y muchos le hicieron caso. Yo estaba las 24 hs. con mi hija y sabía perfectamente si le pasaba algo, como ahora con mi hija”, comentó y dijo que aún guarda como recuerdo ropa de Mía y otros elementos como peluches, por ejemplo.

La niña vivió con su madre y su pareja Iván Martínez quién le dio su apellido hasta que cumplió dos meses, “pero luego hasta que pasó lo que pasó yo estaba conviviendo con Ariel; de hecho, después de que me separé, los padres de Iván no la vieron más, aunque él sí” dijo y recordó que precisamente él la última persona en verla con vida tras llegar de Gualeguaychú aquel fatídico lunes.

Todavía le duele a la joven madre tener que hacer hincapié en que no fue ella que llevó a Mia al Hospital tras el brutal ataque; “de hecho, yo estaba trabajando en un comercio de la ruta para juntar plata y hacerle el cumpleaños al hijo más grande de Ariel. En teoría empezaba a trabajar el miércoles pero arranqué el lunes para juntar más plata”, agrega, y recuerda con nitidez los horarios de aquella jornada y aclara que fueron Ariel y su hermana quienes llevaron a la pequeña al nosocomio.

Otra de las cosas que se encargó de dejar en claro Jaqui fue que “las lesiones de Mía eran recientes y quedó acreditado en la causa; no como decían algunas personas que databan de 4 o 5 días atrás” sentenció echando por tierra cualquier especulación y esperando que de una vez se arroje algo de luz en este caso.

MÍA SIGUE SIN DESCANSAR EN PAZ

Atentaron contra su nicho en el cementerio

Vienen siendo días bastante convulsionados los que tienen las personas que rodean al caso Mía, esta vez quienes tuvieron que pasar por una desagradable situación fueron los abuelos de la pequeña, Carmen Montenegro y Mario Ipuche, quienes el domingo decidieron ir a visitar la tumba de la pequeña, la cual encontraron ultrajada y violentada “y lo más llamativo es que nadie hizo la denuncia. Llegamos y estaba el candado colgando, la puerta abierta, la verdad que nos llenó de angustia a los dos porque estamos peleando todos los días para que se haga justicia”.

Indignado, dolido y sin encontrar explicación alguna, Ipuche, el lunes hizo la denuncia, “y se le dio intervención al Fiscal Mariano Sibuet porque no se puede hacer nada por si hay que volver a hacer análisis en el cuerpito, y mandaron a hacer pericias”, agregó el vecino.

Publicó Semanario Tribuna

—————————————————————————————————————
Información enviada y compartida a la Comunidad InfoBrandsen | info@infobrandsen.com.ar
WhatsApp: 2223 508499

Calificación: 2.5/5. De 2 votos.
Please wait...

Comentarios Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por Favor, deje su comentario!
Please enter your name here